. Gasolinera Velilla

Cambiar los usos en el polígono industrial para evitar riesgos para las personas

El pasado 20 de junio, el pleno municipal aprobó al fin iniciar el cambio de usos en el viejo polígono industrial. Esta iniciativa se puso en marcha un año antes, el 29 de junio de 2016, mediante una moción que perseguía evitar la instalación de proyectos de alto riesgo para las personas residentes o para usuarios de la piscina municipal. Este era el caso del proyecto de gasolinera que la empresa Proteo pretendía instalar en la confluencia de las calles Henares y Alamillo. La modificación del Plan General de Urbanismo (PGOU) es el instrumento elegido para frenar esa amenaza que hace tiempo que provocó una amplia preocupación entre vecinos y vecinas de nuestra localidad.El inicio del procedimiento ahora aprobado es importante porque la Ley del Suelo establece que con la modificación del PGOU (el cambio de usos) quedan en suspenso las licencias solicitadas (la de la gasolinera, a escasos metros de los vecinos y de la piscina municipal). Ese plazo podía cumplirse el 29 de junio y, en caso de no iniciarse el procedimiento de cambio urbanístico, las licencias solicitadas volverían a estar en vigor. Por este motivo, en el pleno de hace un mes, el 24 mayo, hubo que presionar oficialmente para que antes del 29 de junio se iniciara el procedimiento de cambio de usos. En ese pleno de mayo nuestra concejala, Alicia Martínez, preguntó oficialmente por la situación de paralización, y advirtió al Equipo de Gobierno del riesgo de que la solicitud de licencia volviera a estar en vigor por incumplimiento de plazos. Esta fue la pregunta:

El pleno del 29 de junio de 2016 aprobó un dictamen por el que se daba inicio al “procedimiento de modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana en el ámbito de actuación del antiguo polígono industrial de Velilla de San Antonio”. Dicho acuerdo fue publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid el 2 de septiembre de 2016 y suponía la suspensión por un año de las licencias solicitadas para este ámbito urbanístico, conforme a lo previsto en el artículo 70.4 de la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid.
La iniciativa tenía su origen en la preocupación social suscitada por la posible instalación de una estación de suministro de carburantes en las inmediaciones de la piscina municipal y a escasa distancia de las viviendas de la calle Alamillos. El acuerdo adoptado obligaba al Ayuntamiento de Velilla de San Antonio a proceder a la iniciación del expediente de modificación del Plan General de Ordenación Urbana en los términos acordado en el pleno de junio de 2016. Ninguna otra actuación administrativa, ni información, se ha trasladado desde entonces a este pleno.
Ha pasado casi un año y cunde la preocupación de los vecinos y vecinas ante la ausencia de iniciativas municipales que de continuidad al acuerdo, que para su eficacia tienen que culminar en un plazo no superior a un año. En este sentido queremos solicitar de este Equipo de Gobierno que responda a las siguientes preguntas:
1. Qué pasos se están dando para la aplicación del acuerdo adoptado en junio de 2016.
2. En qué plazo se va a proceder a la aprobación del cambio de usos previsto y las incompatibilidades por actividades peligrosas, así como a su exposición pública.
3. Que información se está facilitando a los vecinos y vecinas a iniciativa del Ayuntamiento.

Con el inicio del expediente de cambio de usos se cierra la posibilidad de que los promotores de la estación de carburantes pueda retomar la solicitud de licencia. Incluso existe otra vía para impedir este proyecto, la Evaluación de Impacto Ambiental. Con más de un millar de alegaciones individuales presentadas los vecinos han exigido una declaración negativa por ser una instalación incompatible con la conservación de los recursos (el depósito de carburante estaría en contacto con el freático, por ejemplo). La resolución de este procedimiento sigue pendiente de su aprobación y publicación.

Los vecinos y vecinas de Alamillos, y de cualquier otra zona de Velilla, están de enhorabuena. No se construirá la gasolinera, de la que sólo obtendría ventajas un empresario promotor y un propietario de la nave. Todos los demás hemos estado a punto de “disfrutar” de la sexta gasolinera en los alrededores de Velilla, esta vez en pleno casco urbano, a escasos 12 m. de las viviendas y 20 de los usuarios de la piscina municipal. Un proyecto innecesario, de riesgo sanitario e insostenible ambientalmente. Gracias a la presión de los vecinos se ha podido parar esta amenaza, y nosotros nos alegramos de que los intereses y la seguridad de las personas esté por delante de los negocios, por muy legítimos que sean.

El cambio de usos ha sido aprobado en el pleno municipal gracias a los votos de los concejales de PSOE, UPyD, Somos Velilla, IUCM-LV, Alicia Martínez y Carlos Cermeño; se abstuvieron VIVE y España 2000; votó en contra el grupo municipal de PP.


Más información:

Cambio de usos propuestos (resumen)
Expediente completo de la modificación del PGOU (informes, planos, etc.)
Noticia de la aprobación que inicia el proceso, junio de 2016
Noticia “los vecinos ganan la primera batalla a la gasolinera”. Marzo 2016