. La desigualdad crece, también en Velilla de San Antonio

La desigualdad crece, también en Velilla de San Antonio

No hace mucho un medio de comunicación informaba que Velilla de San Antonio figuraba entre los diez municipios más ricos de España (1). Al margen de la opinión que nos pueda merecer las valoraciones de una empresa de consultoría estratégica, para quienes vivimos en nuestra ciudad y la hemos visto evolucionar, es evidente que es una conclusión que puede confundir a cualquier visitante que espera encontrarse en Velilla de San Antonio con la representación urbana VIP del Sureste Madrileño.

Al igual que las grandes cifras económicas, que difunden machaconamente las terminales mediáticas del sistema, esconden el drama de millones de familias sin recursos (2) o que el “empleo” es un factor estadístico que maquilla demasiadas veces la pura explotación (3), en el caso de Velilla tampoco es oro todo lo que reluce, o al menos estamos muy lejos de vivir en la abundancia que dicen las estadísticas que difunde Telemadrid.

PARO

Para comprobar el estado de nuestra realidad habría que consultar diversas fuentes de información. Lamentablemente no todas ofrecen el detalle necesario para confirmar lo que dicen las estadísticas de “brocha gorda”. Es el caso del paro registrado, es decir el que nos ofrece información sobre las personas que se registran voluntariamente en una oficina pública de empleo. El número de las personas que en Velilla se registran para buscar empleo ha disminuido hasta alcanzar en los niveles de 2008. Una noticia relativamente positiva.

Fuente: SEPE

Esas estadísticas son diferentes de la Encuesta de Población Activa (EPA), una fuente de información mucho más solvente porque analiza el nivel de desempleo real y no sólo de quienes siguen depositando su esperanza en el registro público de desempleados. Precisamente la EPA informa que un porcentaje considerable de los desempleados no se registra, ni siquiera confía en encontrar empleo (4). Según las fuentes de información pública (INE, SEPE, etc.) no es posible saber ni la clase de empleo que hayan podido encontrar aquellos vecinos y vecinas de Velilla que han tenido la fortuna de encontrarlo, ni la duración de sus contratos, ni su nivel salarial, ni la duración de los pequeños negocios que se abren.  A pesar de lo cual las estadísticas oficiosas nos siguen diciendo que “España va bien” y que Velilla está que se sale en riqueza per cápita.

EMERGENCIA SOCIAL

Lo que si podemos al detalle saber son los datos que nos ofrecen la oficina local de emergencia social. Hablamos de ese sector de las víctimas que ya no pueden recurrir al paraguas de la solidaridad familiar, o a la economía sumergida. Que incluso trabajando algún miembro de la familia sus ingresos no permiten la supervivencia de la unidad familiar. Son datos pues limitados a los más damnificados entre los afectados por este saqueo económico que nos imponen. Muchas de esas personas disfrutaban hace poco tiempo de una solvencia económica y laboral, incluso siguen residiendo en viviendas de su propiedad, es el tobogán de la pirámide social, de la que no imaginaban que fueran a ser usuarios forzosos. Son la punta del iceberg de la gran cantidad de damnificados que tenemos a nuestro alrededor. Son por lo tanto indicadores a tener en cuenta para comprender como está evolucionando el censo de víctimas que son excluidas por este capitalismo depredador.

Elaboración propia a partir de datos de la Mancomunidad de Servicios Sociales Mejorada-Velilla.

Y lo que dicen los informes de la Mancomunidad de Servicios Sociales de Mejorada-Velilla es que aumentan las víctimas, y que se incrementan las demandas de ayuda. Crecen los afectados y crecen los recursos que deben destinar los ayuntamientos para poder atender a quienes acaban expulsados de sus proyectos de vida por las políticas que aplica el gobierno central. En 2016 el Ayuntamiento de Velilla de San Antonio destina a la Mancomunidad de Servicios Sociales Mejorada-Velilla un total de 365.155,91 euros, un 31% más que en 2015.

Elaboración propia a partir de datos de la Mancomunidad de Servicios Sociales Mejorada-Velilla.

En Mejorada-Velilla el principal aumento en la demanda de esas ayudas sociales se produce precisamente entre aquellas personas en la edad laboral de mayor rendimiento profesional, entre 35 y 45 años. Este dato es muy esclarecedor del carácter depredador del sistema económico, que expulsa del sistema precisamente a la energía laboral potencialmente más productiva. Es un despilfarro laboral y profesional tan lamentable como el drama de proyectos personales que provoca, y hablamos tan solo de la parte más excluida del sistema. Algo grave está sucediendo en nuestras comunidades, mientras nos repiten machaconamente que estamos en la senda de la recuperación.

Elaboración propia a partir de datos de la Mancomunidad de Servicios Sociales Mejorada-Velilla.

Todos estos dramas derivados de la penuria laboral están aumentando en nuestro entorno. Se producen de manera callada (a nadie le gusta exhibir su depreciación social). Lo cierto es que las intervenciones de los Servicios Sociales en el entorno de Velilla y Mejorada se han multiplicado sobre todo para atender a las familias (además de las personas mayores como consecuencia del envejecimiento de la población).  Los nuevos excluidos son sobre todo trabajadores de entre 31-45 años, ciudadanos “normales” hasta hace poco.

Aquellos datos sobre la renta per capita,  que comentábamos al principio proyectan una imagen engañosa del estado de salud social y económica de Velilla. Nuestra localidad es una población diseñada a la medida de un modelo de ciudad basado en urbanizaciones horizontales, de adosados y viviendas unifamiliares, muy demandadas en durante las últimas décadas por unas clases medias actualmente arruinadas por la crisis financiera que han provocado los bancos y sus terminales políticas. Ese urbanismo que pastoreó en sus inicios el PSOE local, y que enriqueció (y sigue haciéndolo) a algunos terratenientes locales desde los años 90, ha facilitado también un tipo de relaciones sociales individualista y poco integrador. Vivimos en una apariencia irreal. Otra conclusión de todo lo anterior, a pesar de ser datos parciales, es que en Velilla de San Antonio vivimos en un proceso de creciente desigualdad. Lo dicen los datos que hemos comentado y lo dicen también algunos estudios del Corredor del Henares (5).

(1). Indicadores de indicadores Habits Big Data, elaborados por AIS Group y difundidos por Telemadrid.
(2) En 2015 había 1.556.600 de hogares con todos los miembros en paro. Es decir, el 8,5% de los hogares de España. Fuente: INE

(3) 1 de cada 4 contratos que se crean dura una semana o menos. 4 de cada diez puestos de trabajo que se crean son de camarero.
(4) El 40% de los españoles en edad laboral ni tiene trabajo ni lo busca. Fuente: INE.
(5). Velilla de San Antonio es el municipio del Corredor del Henares con mayor diferencia en la renta de sus habitantes. Fuente: DEDEA.


Más información:

Mancomunidad de Servicios Sociales de Mejorada-Velilla