. Oxígeno en laguna

Nuevos informes confirman que la laguna municipal carece de oxígeno para mantener la vida acuática

A raíz de la mortandad de peces del pasado mes de enero se han llevado a cabo varias analíticas sobre la calidad del agua de la laguna municipal. La conclusión de esas pruebas, realizadas por la Confederación Hidrográfica del Tajo, es tan sencilla como preocupante:

“…los análisis de las muestras de agua, reflejan unos niveles bajos de oxígeno disuelto incompatibles con la vida piscícola…”

Los resultados arrojan porcentajes de Oxígeno disuelto entre 6,7 y 30, mientras que los niveles de calidad óptima oscilan entre 70 y 100 (según el tipo de ecosistema acuático). Estos datos confirman lo que ya sabíamos por analíticas anteriores. La calidad del agua es mala y, lo que es preocupante, empeorará si no se atajan las causas y se adoptan medidas de control que eviten nuevas aportaciones de nutrientes al agua. Se sabe que un colector desagua restos orgánicos con cierta periodicidad, es evidente que hay un exceso de vegetación en la periferia que acaba todos los años en el fondo de la laguna, incluso es posible que las tierras circundantes tengan una composición elevada de nitratos bien por el empleo durante décadas de fertilizantes o por su aportación desde el caz de riego. Sea como sea el exceso de materia orgánica es la causa del escaso oxígeno disuelto presente en esta y en otras lagunas de Velilla de San Antonio

La presencia de percloroetileno en las analíticas realizadas en El Raso es también muy llamativa. Esta sustancia es un disolvente orgánico clorado, muy utilizado en la limpieza en seco que se aplica en las tintorerías. Esta sustancia se ha detectado en la laguna El Raso, y aunque no supera los valores establecidos en el RD 817/2015, es un motivo añadido de preocupación por tratarse de una sustancia con graves riesgos para la salud humana.

UNA LAGUNA CONVERTIDA EN UN ACUARIO

Por otro lado la Comunidad de Madrid también ha informado al Ayuntamiento de los resultados de la inspección realizada sobre los peces que empezaron a aparecer muertos el 8 de enero. Los resultados confirman también una nueva preocupación, que la laguna ha sido utilizada para arrojar ilegalmente numerosas especies de peces exóticos e invasores. Los peces retirados han sido los siguientes:

Fecha de observación Nº ejemplares Especies
18/1/2016 250 230 barbos
12 siluros
8 percasoles
Del 19/1/2016 al 27/1/2016 404 335 barbos
44 siluros
25 percasoles
1 carpa
2/2/2016 18 3 siluros
15 carpas
Total 673 565 barbos
59 siluros
33 percasoles
16 carpas
siluro-el-raso-enero-2016

Entre las decenas de peces que aparecieron por toda la periferia de la laguna hay ejemplares de siluro (con una media de 50 Kgs.), un voraz pez invasor liberado ilegalmente por personas ignorantes y sin escrúpulos, que han podido hacerlo por tratarse de un entorno prácticamente sin vigilancia.

Este reparto de especies demuestra varios problemas:

  1. Que la mayoría de las especies son exóticas e invasoras (según la sentencia del Tribunal Supremo). Tan solo el barbo común es una especie propia de la cuenca del Jarama. Probablemente hay más especies exóticas presentes: el pez gato, black bass, gambusia, etc.
  2. La presencia de siluros es especialmente preocupante por la capacidad depredadora que tiene esta especie. La mayoría de los 59 siluros que se han recogido tenían entre 1 y 1,5 m. de longitud. Es decir la laguna está probablemente muy disminuida en su vida acuática. Quienes liberaron siluros para después pescarlos han conseguido empobrecer la única laguna de Velilla donde está permitida la pesca.

Los pescadores son parte perjudicada, como lo somos todos los vecinos y vecinas de Velilla. Pero todo esto sucede porque hay una sensación generalizada de impunidad. No hay vigilancia en estos parajes y lo mismo se practica el botellón durante horas, que se arrojan vertidos durante años, que se sueltan una y otra vez especies de peces que acabarán por convertir un escenario natural en un laboratorio para cualquier ignorante aprendiz quiera jugar a ser Dios. Estamos seguros que ha pesar de las resistencias del Ayuntamiento la policía local volverá a vigilar estos parajes (todos los humedales) porque los ciudadanos lo van ha exigir cada día más. Estamos seguros. Nosotros estaremos por aquí para recordar la responsabilidad de quienes tienen la obligación de cuidar de su patrimonio.


Más información:

Noticia de la aparición de peces muertos
Analíticas realizada el 21-1-2016
Informe de analítica realizada por el SEPRONA el 3-10-2013
Real Decreto 817/2015, de 11 de septiembre, por el que se establecen los criterios de seguimiento y evaluación del estado de las aguas superficiales y las normas de calidad ambiental.