. IBI Velilla

Se aprueba un IBI justo y progresivo para Velilla, como prevé la Constitución

El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) es un tributo directo, de titularidad municipal y exacción obligatoria, que grava el valor catastral de los bienes inmuebles. Se trata de un impuesto de devengo periódico y de gestión compartida con la Administración del Estado. La regulación del impuesto en Velilla de San Antonio se ha venido haciendo mediante una Ordenanza que se limitaba a fijar un gravamen (porcentaje que se aplica al valor catastral) para fijar la cuota a pagar, así como aplicar algunas bonificaciones que son obligatorias (familias numerosas, inmuebles a la venta y viviendas de protección oficial). Una regulación que permanecía inalterable desde hace años, ignorando las posibilidades que ofrece la legislación para avanzar hacia un impuesto justo y progresivo.

La inercia de años en nuestro Ayuntamiento estaba ignorando la progresividad fiscal que establece el artículo 31 de la Constitución Española de 1978. Los impuestos son instrumentos de justicia social, de distribución de las rentas y de control de la desigualdad. “Que pague más el que más tiene” es también aplicable en el caso del IBI, y en Velilla se estaba ignorando, aquí pagaba lo mismo la unidad de superficie de un pequeño comercio que el Ahorramás, por poner un ejemplo comprensible.

Otro tanto sucedía con las bonificaciones. La Ley que regula los impuestos municipales (RDL 2/2004) ofrece múltiples posibilidades de bonificar algunas actividades (por su interés social, por crear empleo, por situaciones de emergencia social, etc.), casi nada de esto se estaba haciendo. Ni siquiera figuraba en la Ordenanza la penalización que está prevista para viviendas vacías, una importante herramienta contra la especulación inmobiliaria, que se pudo introducir en la ordenanza hace algunos meses, a propuesta de Unidad Popular, a través de la concejala Alicia Martínez.

Una nueva Ordenanza

Para actualizar esta ordenanza y aplicar los criterios previstos en la Constitución, desde noviembre del pasado año venimos reclamando en los plenos municipales que se aplique la progresividad fiscal al IBI. En noviembre ya avanzamos algunas de estas medidas, en el pleno del día 13. No fue posible entonces, salvo el caso de la penalización a las viviendas vacías (previsto en el artículo 72.4 de la Ley de Haciendas Locales, y de próxima aplicación). Con más tiempo y más debate previo, el pleno del pasado 21 de septiembre de 2016 trató de la moción presentada por nuestra concejala, Alicia Martínez. La propuesta salió adelante a pesar de los votos en contra de los concejales del PP y VIVE, y la abstención de IUCM-Los Verdes. Los cambios introducidos en la Ordenanza, para 2017 y años sucesivos, son básicamente los siguientes:

  1. Leve bajada en el tipo de gravamen común para las viviendas y cualquier otro local comercial o industrial: 0,48% (antes 0,4878%).
  2. Incrementos del gravamen para grandes locales comerciales, industriales, etc., a partir de importantes valores catastrales: hasta el 0,55%. La diferenciación por valor catastral no es posible en el caso de las viviendas por impedirlo el Real Decreto Legislativo 2/2004.
  3. Bonificaciones para diversas situaciones que contribuyan a las necesidades locales o al interés general (creación de empleo, estímulo al cooperativismo agrario, empleo de energía solar, etc.)
  4. Aplicación de la referencia del Salario Mínimo (SMI) para bonificaciones de emergencia social. Aumentan los beneficiarios en comparación con el la referencia del IPREM que se estaba aplicando en 2016.
  5. Escala en las bonificaciones para familias numerosas (añadiendo el valor catastral de la vivienda a la variable del nº de hijos).

IBI comparativo

(1) Ordenanza aprobada en el pleno de 13-11-2015.
(2) Todas las propuestas están recogidas de las oportunidades que ofrece el Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales (RDL 2/2004). Muchas de ellas se aplican desde hace tiempo en diversas localidades de nuestro país, son por lo tanto plenamente legales y viables para nuestra localidad.
(3) IPREM: Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples. En 2016: 532,51 euros.
(4) RMI: Renta Mínima de Inserción. En 2016: 400 euros (para una persona).
(5) SMI: Salario Mínimo Interprofesional. En 2016: 655,20 euros. La elección del SMI beneficia a más familias que el IPREM o la RMI.
(6) El Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales (art. 71.4) no permite tipos de gravámenes diferenciados para las viviendas.
(7)
El recargo por inmuebles desocupados se incorporó a la Ordenanza el 13-11-2015 a propuesta de Unidad Popular.

——————————————————-

El siempre polémico IBI

A nadie le gusta pagar impuestos, pero frente al pensamiento conservador y de aquellos que prefieren no pensar mucho, los impuestos son imprescindibles para atender las necesidades de nuestras comunidades. También son una herramienta para compensar las desigualdades que generan otras políticas que sólo atienden a la codicia de los dueños del dinero. Es uno de los principios y valores que diferencian el pensamiento y los modelos de organización social de la derecha, y la justicia social y fiscal que defiende izquierda. Hay que pagar impuestos, pero sobre todo que los paguen los que más tienen y en esa justa proporción. Lo dice esa norma de convivencia llamada Constitución (art. 31), que de tanto despreciarla por los grandes partidos se ha convertido en una referencia casi revolucionaria.

gravamenes IBI

Según la Ley el tipo de gravamen para bienes inmuebles urbanos debe establecerse entre un 0,40% y un máximo de 1,10%.

En Velilla el IBI ha sido siempre motivo de polémica (como en cualquier otro sitio), seguramente por esa causa los partidos que han gobernado el Ayuntamiento de Velilla no han querido cambiar nada. A pesar de lo cual a menudo se ha utilizado este impuesto como arma arrojadiza, como ocurrió en 2015 (por una subida del gravamen, mientras se ocultaba la bajada equivalente de los valores catastrales), o para proponer bajadas de “brocha gorda”, a todos por igual. El gobierno local siempre se ha mostrado reticente a cambiar. El resultado ha sido durante años una Ordenanza injusta, que desaprovechaba las oportunidades normativas teníamos al alcance. Lo que hemos hecho con la moción aprobada ha sido simplemente aplicar la legislación en beneficio de nuestra Comunidad y de la mayoría de los propietarios, y lo hemos hecho con un elemental crietrio de justicia social. Todas las propuestas forman parte de ordenanzas que ya se aplican en numerosos ayuntamientos. La moción que hemos promovido desde Unidad Popular no supone tampoco ninguna bajada sensible de la actual recaudación, la estimación se apoya en la memoria económica que acompaña a la propuesta.


Más información:

Moción para cambiar la Ordenanza del IBI, presentada por la concejala Alicia Martínez en el pleno de 21-9-2016
Memoria económica sobre la recaudación estimada
Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales
(articulado que regula el IBI)