. Urbanismo | Unidad Popular Velilla de San Antonio

Category Archives: Urbanismo

Aparcabicis en Velilla para ayudar a usar la bicicleta. Nos conviene

Velilla de San Antonio es una localidad idónea para que nos desplacemos en bicicleta para hacer nuestras gestiones o compras. Sus 2 Km2 y la estrechez de su casco antiguo desaconsejan el empleo del coche. Para estimular el uso urbano de la bicicleta se necesita una infraestructura de aparcamientos repartidos por aquellos puntos donde se localizan centros públicos de uso intensivo, gestiones, compras, etc. Se trata de una propuesta presentada al Ayuntamiento, de bajo coste, que ha sido debatida en el pleno municipal del mes de septiembre de 2017.

Necesitamos unas Fiestas Locales más amables y seguras

Las condiciones en las que se celebran las Fiestas Locales de Velilla de San Antonio hace tiempo que son motivo de debate en nuestra localidad. Los vecinos residentes en la Plaza de la Constitución se quejan del alto ruido y de molestias, otro tanto sucede entre los que residen en las fincas cercanas al Ferial. Las Fiestas son un momento de diversión, pero también hay aspectos de su seguridad que hace tiempo que están en entredicho. Las molestias y la seguridad son en muchas ocasiones evitables, muchos ayuntamientos están ejerciendo desde hace tiempo el control elemental de las actividades para hacer posible la compatibilidad entre descanso, seguridad y fiesta.

Es urgente que el Ayuntamiento ponga fin a las podas salvajes e ilegales

Las podas que este invierno han llevado a cabo los servicios de mantenimiento del Ayuntamiento de Velilla han supuesto un auténtica agresión a los árboles de muchas calles del municipio. Las talas a ras del tronco (desmoches) realizadas en casi todos los ejemplares de las calles Jarama, Joselito, y otras muchas de la localidad, van a tener graves consecuencias para las plantas. No se entiende que una administración pública maltrate de esta manera a unos árboles que tantas ventajas aporta a la ciudad y a sus habitantes. Para poner fin a esta situación, que se repite casi todos los años, vamos a presentar una moción al pleno municipal de este mes de marzo  para intentar poner fin a estas peligrosas rutinas en la jardinería municipal y para establecer criterios de poda que se apliquen en el futuro.

Mutilar árboles no es podar

La imagen de los árboles de la piscina municipal, convertidos en fúnebres “perchas” es el resultado de una intervención innecesaria y muy perjudicial para la salud y la supervivencia de los árboles. Con independencia de la mala planificación de las plantas elegidas para la jardinería urbana (sólo hay que ver los alcorques levantados por las calles de Velilla), esta clase de podas suele tener como consecuencia más relevante que el árbol se debilite a través de los virus y hongos que acaban penetrando por esas grandes heridas y que, tarde o temprano, un viento tirará ramas o lo derribará definitivamente. Las mutilaciones de los árboles son siempre un mal negocio para la ciudad y para las plantas.

Las fiestas locales de Velilla necesitan cambios urgentes

Han acabado las fiestas y muchos vecinos respiran aliviados, algunos incluso han vuelto a ocupar sus viviendas tras ausentarse durante el fin de semana. Son días de inevitables ruidos y aglomeraciones. Nada nuevo, las fiestas vienen inevitablemente acompañadas de molestias, además de diversión. Sin embargo muchos vecinos opinan que los eventos y concentraciones no pueden seguir aplicándose en los mismos escenarios que hace diez o quince años, cuando nuestra localidad tenía muchos menos habitantes y visitantes. Algo habrá que hacer, y no sólo lamentarnos o usar las fiestas también para la lucha política.

Velilla está lejos de ser una ciudad limpia y respetada

Velilla de San Antonio tiene todavía mucho que cambiar para que nos reconozcamos en una comunidad local limpia y cuidada. Cacas de canes, vandalismo, motos tuneadas, plagas de insectos, contenedores destrozados, grafitis, y un largo etcétera, constituyen problemas que arrastramos desde hace ya demasiados años. La inmensa mayoría de los vecinos y vecinas de Velilla de San Antonio tienen un comportamiento correcto con su ciudad, pero una minoría puede acabar con la responsabilidad y el civismo que practican la mayoría de los ciudadanos.

Hay que poner fin al actual abandono de la Plaza de los Gorriones en Covital

Cualquiera que se asome por la Plaza de los Gorriones, al final del Paseo de la Arboleda se encontrará con un recinto abandonado, sucio, quizás con los restos del último botellón, con juegos infantiles peligrosos, con las paredes llenas de grafitis…. un espectáculo inaceptable que ya dura mucho tiempo. Por otro lado las labores de mantenimiento y limpieza son insuficientes, el control de actividades brilla por su ausencia. El resultado es un recinto que ningún vecino utiliza. Simplemente es un lugar de paso. Nada que ver con el lugar de encuentro que diseñaron los antiguos cooperativistas de la urbanización que rodea la plaza.

Descartada definitivamente la gasolinera prevista junto a las viviendas del casco urbano

Los vecinos y vecinas de Velilla de San Antonio, y muy especialmente los de las urbanizaciones cercanas a Los Alamillos, y los usuarios de la piscina municipal, están de enhorabuena. Sus denuncias sostenidas durante un año, contra la instalación de una gasolinera a las puertas de sus domicilios, han tenido resultado un año después: la gasolinera no podrá construirse al ser un uso incompatible con la modificación del planeamiento urbanístico que ahora se ha iniciado por acuerdo del pleno municipal. Una buena noticia que demuestra que no debemos resignarnos a perder calidad de vida ante el poder y la influencia de empresas y propietarios. Nos alegramos sinceramente y felicitamos a los vecinos por el resultado de su esfuerzo, que nos consta era compartido por muchos vecinos y vecinas de nuestra localidad.

El Sector XVIII no se descalifica …por ahora

El pleno del pasado 27 de abril trató sobre la posible descalificación urbanística del denominado Sector XVIII, una extensa parcela de 117.620 m2, situada junto al caz de riego. Se trata de suelos de alto valor agrícola. La propuesta, presentada por el Grupo Municipal de Somos Velilla (SV),  no salió adelante por la oposición del Equipo de Gobierno (PSOE-UPyD) y España2000, así como la abstención de la mayoría del resto de los grupos.

El expolio urbanístico en Velilla de San Antonio

Velilla de San Antonio no se salvó del delirio inmobiliario a pesar de que el crecimiento aparente no es tan evidente como en otras localidades de la periferia de Madrid. Simplemente no se llegó a ejecutar todo el tramado urbanizable que quedó aprobado. La burbuja se desinfló sin darles tiempo a promotores, constructores, y gestores municipales sin escrúpulos, a inundarnos con miles de viviendas proyectadas, y que hoy estarían tan vacías como podemos imaginar. Ya en 2002 los responsables municipales expresaban públicamente la “necesidad de alcanzar los 30.000 habitantes” (por entonces la población alcanzaba los 8.000), eran tiempos sin pudor en la gestión pública. Los grandes propietarios de suelo de Velilla se las prometían felices, y con razón. Los pelotazos no han parado ni siquiera con el fin aparente de la burbuja inmobiliaria. Además de los daños ambientales, al paisaje, o a la tranquilidad de una pequeña población a escasa distancia de Madrid, será el dinero público el que tendrá que atender los servicios y el mantenimiento de nuevas zonas urbanizadas, viales, recogida de residuos, etc., en nuevas áreas con una baja ocupación, tanto en los usos residenciales como en la industria. El beneficio para unos pocos, los costes y el daño para los vecinos y para un modelo de ciudad que nos han cambiado sin preguntarnos antes.

Los vecinos ganan la primera batalla a la gasolinera en el casco urbano

El pasado 3 de marzo se cerraba el plazo para presentar alegaciones contra el proyecto de instalar una gasolinera a escasa distancia de las viviendas y en pleno casco urbano de Velilla de San Antonio. Los 630 documentos, firmados por otras tantas personas residentes en nuestro municipio, representan un esfuerzo notable de los vecinos afectados y de muchas otras personas de nuestra localidad, y representan sin duda un contundente y razonado rechazo de un proyecto que nunca debió presentarse por sus promotores.