. Podas en Velilla

Es urgente que el Ayuntamiento ponga fin a las podas salvajes e ilegales

Las podas que este invierno han llevado a cabo los servicios de mantenimiento del Ayuntamiento de Velilla han supuesto un auténtica agresión a los árboles de muchas calles del municipio. Las talas a ras del tronco (desmoches) realizadas en casi todos los ejemplares de las calles Jarama, Joselito, y otras muchas de la localidad, van a tener graves consecuencias para las plantas. No se entiende que una administración pública maltrate de esta manera a unos árboles que tantas ventajas aporta a la ciudad y a sus habitantes. Para poner fin a esta situación, que se repite casi todos los años, vamos a presentar una moción al pleno municipal de este mes de marzo  para intentar poner fin a estas peligrosas rutinas en la jardinería municipal y para establecer criterios de poda que se apliquen en el futuro.

Ya en enero denunciamos públicamente el desastre que se había producido en la arboleda de la piscina municipal (ver fotografía arriba). Pero desde entonces los trabajos de desmoche han continuado por varias calles del municipio, afectando a decenas de árboles, dejando tristes perchas donde antes había árboles. Estas intervenciones no tienen otra explicación que reducir al mínimo el tiempo y el esfuerzo empleado en las tareas de mantenimiento, y suprimir algunas podas anuales mediante una mutilación radical de los árboles.

En Velilla ya hemos tenido ejemplos de como se malogran definitivamente árboles tras una poda salvaje. Este de la fotografía, en la entrada del antiguo centro de salud, es un ejemplo.

Según los expertos no es cierto que los árboles necesiten podas para no morir, los árboles llevan evolucionando sin podas millones de años, no las necesitan. Sólo excepcionalmente se debe intervenir sobre los árboles para podarles selectivamente, es lo que dicen expertos y la legislación que regula esta clase de trabajos.

La moción de Unidad Popular será defendida por la concejala Alicia Martínez y pretende tres objetivos:

  • Poner fin inmediato a las podas.
  • Elaborar un plan anual de podas que respete la legislación y se limite a podas de carácter extraordinario y justificadas.
  • Que los empleados municipales que desarrollan estas tareas reciban formación adecuada.

LO QUE DICE LA LEGISLACIÓN

La Ley 8/2005, de 26 de diciembre, de Protección y Fomento del Arbolado Urbano de la Comunidad de Madrid, prohíbe claramente las podas drásticas e indiscriminadas que se practican en Velilla de San Antonio:

Artículo 3. Prohibición de podas drásticas e indiscriminadas
1. Queda prohibida la poda drástica, indiscriminada y extemporánea de todo árbol protegido por esta Ley [el arbolado urbano].
2. Constituirán excepción a la norma anterior aquellos casos en los que la copa de los árboles disminuya notablemente la luminosidad interior de las viviendas, no guarde las distancias a tendidos eléctricos o telefónicos previstas en la normativa vigente, dificulte o impida la visibilidad de semáforos y, en todo caso, cuando exista algún peligro para la seguridad vial o peatonal.
En estos supuestos, la poda se realizará a juicio del técnico competente, mediante acto motivado.

LOS BENEFICIOS DEL ARBOLADO URBANO

Calle Joselito. Todos los árboles, alejados  o no de las viviendas, han sido maltratados con la misma mutilación.

Muchas instituciones públicas, nacionales e internacionales trabajan por la conservación de los árboles y por una jardinería pública sostenible, muchas publicitan los beneficios  que aportan estas plantas. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura los árboles ornamentales urbanos aportan al menos las siguientes ventajas para las ciudades y sus habitantes:

  • La colocación estratégica de árboles en zonas urbanas puede bajar la temperatura del aire entre 2º y 8º C.
  • Son excelentes filtros para los contaminantes urbanos.
  • Los árboles maduros regulan el flujo del agua y mejoran su calidad.
  • Un árbol puede llegar a absorber hasta 150 Kg. de CO2 al año, secuestrar carbono y, en consecuencia, mitigar el cambio climático.
  • Pasar tiempo cerca de los árboles mejora la salud física y mental.
  • Los árboles colocados de manera adecuada cerca de los edificios reducen las necesidades de aire acondicionado en un 30% y ahorran entre un 20% y un 50% de calefacción.
  • Los árboles proporcionan hábitat, alimentos y protección a plantas y animales, aumentando la biodiversidad urbana.
  • El paisajismo, especialmente con árboles, puede incrementar un inmueble en un 20%.


Más información:

Moción de la concejala Alicia Martínez, pleno de 29-3-2017
Noticia sobre los problemas de mutilar árboles