.

Desde agosto se aplicará el nuevo Protocolo de Vigilancia Ambiental

Con la entrada en vigor del nuevo Protocolo de Vigilancia Ambiental, durante este mes de agosto, se pondrá en marcha uno de los instrumentos necesarios para intentar revertir la actual situación de degradación por la que atraviesan muchos de los parajes naturales de Velilla de San Antonio, especialmente sus riberas y humedales. El Protocolo fue aprobado en la Comisión de Medio Ambiente celebrada el 16 de junio de 2016. Con esta iniciativa se pone en marcha una de las necesidades básicas para empezar a abordar la recuperación de los humedales.

A partir de ahora la policía local tiene regulado este servicio de vigilancia, las prioridades, los escenarios, los servicios de control que debe prestar, etc. No es que antes no hubiera un instrumento similar, pero ha sido necesario adaptar el antiguo Protocolo, de 2004, a las nuevas necesidades y la capacidad del servicio que pueden prestar desde la Concejalía de Policía Local. Además de la prestación de los servicios semanales que la policía Local efectuará por los caminos de humedales y riberas del río, cualquier paseante que sea testigo de una posible agresión al entorno tiene la obligación de avisar a los agentes locales o forestales para que impidan el hecho o puedan proceder a la denuncia. Esta colaboración ciudadana es otro instrumento de control necesario. Que no quede impune ninguna agresión a nuestro entorno.

cuadro telefonos vigilancia lagunasAdemás de este Protocolo de actuación para la Policía Local, desde Unidad Popular hemos propuesto que los Presupuestos Municipales de 2016 incorporen recursos para que estos servicios se puedan prestar en condiciones de efectividad y que sean compatibles con otras necesidades de seguridad ciudadana. En este sentido se procederá a la compra de motocicletas o bicicletas todoterreno (entre 10.000-15.000 euros). También se señalizarán los accesos a las lagunas con paneles que recuerden los usos permitidos y prohibidos  en estos suelos.

Garantizar la vigilancia de los humedales es una condición previa para poner abordar otros objetivos de regeneración ambiental. Por ejemplo, la laguna municipal de Velilla requiere de una intervención integral que ponga fin a los vertidos que recibe, que desaloje el zoológico piscícola en el que lo han convertido algunos desaprensivos, que retire gran parte de la masa vegetal de sus riberas (que colaboran a la reducción de oxígeno al depositarse en el fondo), que se retire el lodo de los fondos, o que se coloque algún sistema de oxigenación complementario (un chorro de agua en el centro, por ejemplo), etc. Sin olvidar que el quiosco municipal abandonado en el parque debería ponerse en uso antes de que se caiga a trozos.


Más información:

Protocolo de vigilancia ambiental (en vigor desde agosto de 2016)
Primeros pasos para garantizar la vigilancia de los humedales
(entrada del 17-6-2016)
La vigilancia de las lagunas es urgente (entrada del 14-4-2016)
La policía debe vigilar los humedales de Velilla (entrada del 10-3-2016)
Legislación del Parque Regional del Sureste