.

Agua regenerada, de la depuradora, para baldeo y riego de parques

Para el baldeo de las calles de nuestra localidad, y para el riego de apoyo a los parques públicos, se utiliza habitualmente agua de uno de los pozos que el Ayuntamiento tiene abiertos en la localidad (el situado en la calle Federico García Lorca). Con este procedimiento en realidad estamos detrayendo agua del cercano río Jarama, al tratarse de aguas del freático directamente conectadas y dependientes del caudal del río. Usar agua del Jarama durante los meses de estío es un problema añadido para el río, por el escaso caudal que tiene durante esos meses. Un caudal del que depende la disolución de los vertidos que lo contaminan, especialmente algunos que proceden de las obsoletas depuradoras del Canal de Isabel II. 

Para evitar detraer agua directamente del río se ha propuesto al equipo de gobierno municipal que utilice agua regenerada de la depuradora, un recurso de peor calidad que la del río, pero suficiente para el empleo en riegos, baldeo, polideportivo, etc. Se trata en realidad de adelantar la aplicación  del “Plan director de suministro de agua para riego” ya previsto para los municipios de Velilla de San Antonio y Mejorada del Campo. Este Plan se encuentra en pleno desarrollo de expropiación de suelos, y su objetivo final es crear una red que suministre agua regenerada de la depuradora de Velilla para el riego de parques públicos en ambas poblaciones. La moción, presentada por la concejala Alicia Martínez, pretende anticipar ese suministro en similares condiciones a las que ya ha suscrito el Ayuntamiento de Velilla de San Antonio, y siempre que las aguas regeneradas se encuentren en las debidas condiciones de calidad para el uso previsto en el Plan. Hacer uso del agua regenerada en lugar del caudal del río siempre es un beneficio para el Jarama y un elemental ejercicio de sostenibilidad.

El riego de parques y el baldeo de las calles se ha llevado a cabo de manera irresponsable, durante décadas, por parte de diferentes equipos de gobierno de Velilla de San Antonio, que han estado utilizando varios pozos ilegales de propiedad municipal. Esta manera de gestionar los riegos nos ha costado a los vecinos y vecinas de Velilla cerca de 50.000 euros en sanciones impuestas por la Confederación Hidrográfica del Tajo. Va siendo hora de que esta situación de normalice, primero con la legalización de algunos de estos pozos, lo que ya ocurrió el pasado año, y ahora con el empleo de aguas que no perjudiquen al río Jarama.

La moción para el empleo de este agua fue finalmente aprobada con los votos de todos los grupos de concejales, salvo el Grupo Municipal del PP que votó en contra. En el debate sobre el asunto se denunció igualmente la elevada factura que paga el Ayuntamiento en el recibo del agua, alrededor de 145.000 euros, según las previsiones del Presupuesto Municipal para 2016. Este coste está estrechamente relacionado con el tipo de agua que se utiliza: agua de beber, tratada y canalizada por el Canal de Isabel II para consumo humano y, en Velilla de San Antonio, también para regar las praderas escocesas de nuestros jardines. Estos dispendios son propios de una época de abundancia, incompatible con el uso racional de los recursos. El riego de los jardines públicos tiene otras alternativas, desde los pozos legalizados (salvo en los meses de alto estiaje en el río) hasta el agua regenerada de la depuradora. Cualquier alternativa es mejor que este derroche irresponsable y costoso.


Más información

Moción para usar el agua regenerada.
Sobre los pozos ilegales en Velilla de San Antonio.