. Energías renovables

Consumir energías renovables. Que el Ayuntamiento empiece por dar ejemplo

Consumir exclusivamente energías renovables ya es posible en nuestro país sin que esa decisión suponga un incremento relevante en la tarifa que pagamos por la electricidad que utilizamos. Lo puede hacer cualquier consumidor, y lo deben hacer las administraciones públicas, aunque sólo sea para respetar los convenios y protocolos de sostenibilidad que nuestro país firma y que comprometen a todo el sector público. 

El Ayuntamiento de Velilla de San Antonio tiene una factura anual de electricidad que ronda el medio millón de euros (496.673,21 euros en 2015). Que ese consumo energético se reduzca y que proceda de fuentes energéticas renovables son los objetivos de la moción presentada por Unidad Popular en el pleno del mes de enero de 2017.

El objetivo es que el Ayuntamiento deberá proceder a revisar los contratos que tiene actualmente para el suministro de electricidad en diversos locales y servicios municipales, para reconducirlos hacia comercializadoras que sólo suministren energía procedente de fuentes renovables (preferentemente eólica y solar). Todas las compañías de energía disponen de esa oferta. Es un cambio sencillo y no requiere más que la notificación a la comercializadora de que se desea que el 100X100 de la energía proceda de esas fuentes.

La garantía de origen 100% renovable está regulada en España a través de la Orden ITC 2914/2011 y Orden ITC/1522/2007, que emanan de la directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo. El origen de la energía consumida está certificado por la Comisión Nacional de la Competencia (antes por la Comisión Nacional de Energía). El consumo de energía renovable por parte del Ayuntamiento de Velilla de San Antonio es una medida que el Ayuntamiento debería haber implementado desde 2008. Aquel año concluyó el Plan de Acción Medio Ambiental de Velilla de San Antonio (la llamada Agenda 21) que la institución local había contratado para elaborar un diagnóstico de la situación y concluir con medidas concretas a aplicar para garantizar la sostenibilidad de la actividad municipal. Esas medidas no se habían puesto en marcha hasta el momento, y entre ellas estaba el consumo y generación de esta clase de energía.

Cualquier ciudadano puede consumir exclusivamente energía renovable. Cualquier factura de consumo eléctrico informa del porcentaje de energía por origen, en el caso de que optemos por 100×100 renovable tan sólo hay que ponerse en contacto con la comercializadora para solicitarlo, o cambiar de empresa si no nos convence la composición de la energía que nos suministran. Como es lógico es imposible separar en la red general de distribución la energía generada por las eólicas o las nucleares. El sistema funciona mediante el control de producción de la energía en origen y el control de la energía que se pone en la red y se comercializa. El árbitro que controla esos flujos y garantiza que consumimos el mismo producto que deseamos (y que previamente se ha producido en origen) es la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Aunque oficialmente son renovables muchas fuentes de producción energética (eólica, solar, térmica, hidroeléctrica…), no somos partidarios de colaborar con la generación que producen las hidroeléctricas. España es el país con más presas del mundo (por habitantes y KM2), con un considerable impacto ambiental derivado de tales barreras fluviales. Aunque no sean enteramente inocuas la producción de electricidad por generación eólica, térmica o solar, se han demostrado como las más eficientes en términos de sostenibilidad. Ahora no hay excusa, todos podemos elegir, empezando por los poderes públicos.

La moción de Unidad Popular, defendida por la concejala Alicia Martínez, fue finalmente aprobada por la mayoría de los concejales de la Corporación, con la abstención de los grupos de PP y VIVE, que se abstuvieron.

Noticia contemporánea: En el pleno de 30-5-2018 preguntamos por este cambio y desde la concejalía de Hacienda se explicaron las dificultades para que la empresa suministradora hiciera el cambio y mantuviera la tarifa (lo que está garantizado por ley). La solución adoptada es iniciar un procedimiento de adjudicación mediante concurso, de manera similar a como ha hecho el Ayuntamiento de Madrid, entre otros.


Más información:

Moción de UP Velilla defendida por la concejala Alicia Martínez
Plan de Acción Medio Ambiental de Velilla de San Antonio (2008)
Como contratar energías renovables
Comparador de ofertas de la Comisión Nacional de la Competencia
El sistema de Garantía de Origen
Como conocer el origen de la energía que consumo
Noticia del Ayuntamiento de Madrid
Noticia del Ayuntamiento de Barcelona