.

Descartada definitivamente la gasolinera prevista junto a las viviendas del casco urbano

Los vecinos y vecinas de Velilla de San Antonio, y muy especialmente los de las urbanizaciones cercanas a Los Alamillos, y los usuarios de la piscina municipal, están de enhorabuena. Sus denuncias sostenidas durante un año, contra la instalación de una gasolinera a las puertas de sus domicilios, han tenido resultado un año después: la gasolinera no podrá construirse al ser un uso incompatible con la modificación del planeamiento urbanístico que ahora se ha iniciado por acuerdo del pleno municipal. Una buena noticia que demuestra que no debemos resignarnos a perder calidad de vida ante el poder y la influencia de empresas y propietarios. Nos alegramos sinceramente y felicitamos a los vecinos por el resultado de su esfuerzo, que nos consta era compartido por muchos vecinos y vecinas de nuestra localidad.

El pleno municipal del mes de junio ha sellado la amenaza de que se pudiera llevar adelante la construcción de una gasolinera a escasos metros de las viviendas y el casco urbano de Velilla de San Antonio. El informe, ahora aprobado por el pleno, propone iniciar la modificación de usos en el polígono industrial, precisamente para evitar que una instalación de alto riesgo pueda instalarse al lado de la piscina municipal o de las áreas residenciales. La propuesta aprobada suspende la licencia solicitada por un particular durante un año, atendiendo a lo previsto en el artículo 50 de la Ley 2/2014, de 25 de marzo, de ordenación y uso del suelo, para las solicitudes de licencias que se tramitan en tanto se modifica el planeamiento. En el caso del polígono de Velilla de San Antonio dicha modificación afectará a la instalación de esta clase de actividades cuando se localicen a una distancia incompatible con la salud y la seguridad de los vecinos y vecinas.

Con este acuerdo de modificación de usos el Ayuntamiento cierra la puerta al proyecto de la empresa Proteo Gestión S.L, a la que se indemnizará por el valor de la redacción del proyecto y las tasas pagadas, tal y como establece la legislación, un precio perfectamente asumible por el Ayuntamiento. Por otro lado, el procedimiento administrativo de Evaluación de Impacto Ambiental había dado lugar a la presentación de más de 1000 alegaciones contrarias a la instalación de la gasolinera. Alegaciones que seguían estando pendientes de su estudio y resolución por parte del Ayuntamiento.

Este proyecto no debería haber llegado hasta este momento, un año después de iniciarse un procedimiento administrativo opaco y escandalosamente tolerante para el promotor (que llegó a iniciar las obras a pesar de su ilegalidad). Tras el cambio de gobierno local, el verano pasado, salió a la luz que llevaba meses tramitándose un proyecto de riesgo ambiental y sanitario del que no se había comunicado ninguna información pública, tal y como está previsto en el artículo 72 del Reglamento Orgánico del Ayuntamiento de Velilla de San Antonio. Fueron los vecinos los que dieron la voz de alarma al saber, por los trabajadores de la obra ya iniciada, que se trataba de una gasolinera. El promotor llegó a asegurar a los vecinos de la cercana urbanización que todo estaba ya aprobado y que era irreversible. No era cierto. Pero si lo era que el procedimiento de aprobación llevaba meses en marcha ignorando también algo tan básico como que este tipo de instalaciones requiere un procedimiento de Evaluación Ambiental (información pública, plazos para presentar alegaciones….). Todo eso se quería ignorar mediante el engaño de una “declaración responsable” por la que se confiaba en que la empresa “haría las cosas bien”. La denuncia de los vecinos consiguió reconducir esta situación, dar a conocer lo que estaba ocurriendo y los riesgos que esta instalación llevaban aparejados, para finalmente imponer la evaluación ambiental que se pretendía esquivar, y concluir en una presentación masiva de alegaciones y, finalmente, en el compromiso municipal de poner fin a este riesgo innecesario.

Con independencia de este acuerdo ahora adoptado sobre el cambio de usos en el polígono, aún está previsto que los servicios técnicos y el Ayuntamiento informen sobre el estudio de las alegaciones presentadas. Esta conclusión también podría concluir en un “informe de evaluación negativo“, con lo cual el proyecto recibiría un segundo portazo.

La votación en el pleno municipal del 29 de junio, para iniciar el procedimiento que cambiará los usos en algunas zonas del polígono industrial (colindantes con áreas residenciales o la piscina municipal), deparó el siguiente resultado:

Grupo PSOE: a favor
Grupo Somos Velilla: a favor
Grupo PP: en contra
Grupo UPyD: a favor
Grupo IUCM-LV: a favor
Grupo VIVE: Abstención
Grupo España2000: en contra
Alicia Martínez (concejala “no adscrita”): a favor
Carlos Cermeño (concejal “no adscrito”): Abstención

Nuestra posición

Gasolinera-plano-localizacionLa opinión de nuestro colectivo ha sido siempre la de denunciar los riesgos de este proyecto y defender el derecho de los vecinos a un entorno seguro y saludable. Así lo hemos hecho insistentemente desde este portal y otros que gestionamos. Hemos denunciado la opacidad con la que el Ayuntamiento ha estado tramitado todo el procedimiento administrativo y la falta de necesidad de esta instalación (ya tenemos cinco gasolineras en la periferia de Velilla). Ya en el pleno de agosto de 2015 exigimos un pleno extraordinario que nunca fue atendido por la Presidenta de la Corporación. Esta fue la primera intervención de la concejala Alicia Martínez (Posteriormente llegamos a preparar una moción conjunta con Somos Velilla, destinada A garantizar una evaluación ambiental negativa):

La tramitación desde hace meses de un proyecto de gasolinera en la confluencia de las calles Henares y el Camino de los Alamillos está provocando la indignación de muchos vecinos, tanto por los riesgos para su seguridad y su salud, como por la ausencia de información desde el Ayuntamiento.

La citada gasolinera se localizaría a menos de 20 m. de las instalaciones de uso intensivo de la piscina municipal y a 12 m. de las viviendas. En un radio de 3 Kms. Alrededor de Velilla se localizan hasta cinco estaciones de servicio.

Me dirijo a la Presidencia de este Ayuntamiento solicitando que se convoque pleno extraordinario para que los miembros de esta Corporación sean informados de este proyecto, y para que este pleno se pronuncie sobre la idoneidad del mismo. Así mismo, solicito de la Presidencia que tome medidas inmediatas para paralizar las obras en tanto no tenga licencia definitiva.


Más información:

Informe municipal que inicia la modificación del planeamiento en la zona del polígono.
Alegaciones presentadas por la concejala Alicia Martínez en representación del actual colectivo de UP
Entrada sobre el acuerdo adoptado por el pleno para cambiar los usos en el polígono industrial
Entrada sobre los cientos de alegaciones presentadas

Primeras informaciones sobre este proyecto