.

El Gobierno Regional acepta revisar la localización del complejo de residuos de Loeches

El resultado del debate en el pleno de la Asamblea de Madrid, del pasado 17 de septiembre, abrió una ventana de esperanza a la posible revisión del emplazamiento del complejo de residuos que se quiere localizar en el término municipal de Loeches. Todos los grupos parlamentarios aprobaron una moción para “Consensuar la política medioambiental a aplicar sobre tratamiento de residuos y complejos medioambientales de la Comunidad de Madrid, con los Grupos de la Cámara y Mancomunidades interesadas y afectadas, analizando el cambio de ubicación del Complejo Medioambiental de Reciclaje de Loeches por su cercanía” (el destacado es nuestro).

La aprobación de esta moción tuvo continuidad en debate sobre el estado del medio ambiente en la Región, celebrado el 23 de septiembre. En dicho acto el Consejero de Medio Ambiente (ver página 10 del acta de esta sesión) aceptó que su departamento estaba abierto a nuevas sugerencias de localización, además de defender una estrategia de residuos 0.

La localización de este complejo viene siendo motivo de conflictos sociales y la oposición creciente de ayuntamientos. Incluso el actual gobierno municipal del PP de Loeches ha decidido oponerse a este proyecto, modificando la ordenanza local de medio ambiente. El Ayuntamiento de Velilla de San Antonio ya se ha pronunciado en contra de este complejo, en el que, además de diversas instalaciones de separación y reciclaje, se sigue estimando un importante volumen de residuos con destino a vertedero, o a “revalorización energética“, que es el subterfugio semántico que encubre la simple y común quema de residuos al estilo de Valdemingómez. En este caso en el horno de la cementera de Morata de Tajuña, propiedad de FCC, la misma empresa que gestionará el tratamiento de los residuos de la Mancomunidad del Este, de la que formamos parte.

Desde Izquierda Unida de Velilla rechazamos este complejo en las inmediaciones de nuestra localidad por las razones que recoge la moción presentada el 27-8-2014, entre ellas la de poner fin a la irresponsable especialización que nuestra zona viene soportando respecto a la histórica acogida de residuos, o la incineración y sus riesgo para la salud de las poblaciones afectadas.

El Plan Regional de Residuos 2006-2016 ha sido un rotundo fracaso. De la reducción prevista, a un 35% del total de los residuos a “enterrar”, se ha llegado a un 73%. El vertedero-enterramiento de los residuos no puede ser el destino de la mayor parte de los residuos que generamos. Ante el modelo económico tradicional basado en tomar, fabricar, consumir y tirar, se deben aplicar políticas para el desarrollo de una economía circular  en el tratamiento de nuestras basuras y residuos.

La nuevas vías de acuerdo que se abren en la Asamblea de Madrid tienen que ver con los procesos de cambio que se vienen abriendo en el escenario electoral que recorre nuestro país y que se han expresado en la Comunidad de Madrid y en los ayuntamientos de nuestra Comarca. Desde Izquierda Unida vamos a seguir trabajando para que nuestra zona deje de ser el destino de aquellas instalaciones que nadie quiere tener a la puerta de sus casas, y por que el tratamiento de los residuos se aborde con modelos de gestión sostenibles y modernos.


Más información:

Sobre el complejo de residuos previsto y otros documentos relacionados
Comparecencia del Consejero del 23-9-2015
Debate sobre la moción presentada en el pleno de la Asamblea de Madrid del 17-9-2015