.

La colaboración institucional del concejal de IU, Antonio Montes, y España 2000 (2015, 2016, 2017, 2018…)

La colaboración del concejal de IU, Antonio Montes, y España 2000 es un clamor local que tiene un largo recorrido en el Ayuntamiento de Velilla de San Antonio, como conoce cualquier vecino informado, funcionarios o grupos municipales. Precisamente esta colaboración provocó el abandono de la asamblea local por parte de un grupo de afiliados a IU, avergonzados e indignados por la colaboración institucional de este concejal de IU, con la extrema derecha local. Una actitud que humilla a cualquier votante de izquierdas o simplemente demócrata y sensible a las políticas racistas y xenófobas que practicaba el partido político España 2000.

Los contactos y los acuerdos del concejal del Grupo Municipal de IU, Antonio Montes, y el grupo local de extrema derecha España 2000 se producen desde el mismo comienzo de la legislatura 2015-2019. Pocos días después de celebrarse las Elecciones Municipales de mayo de 2015, y ante la inminente elección de la alcaldía, este concejal promovió diversos encuentros con los partidos de la derecha local y con el grupo de extrema derecha, España 2000, para apoyar una candidatura común a la alcaldía.

Pocas semanas después, una nueva ronda de contactos, también con España 2000, e igualmente promovidos por este mismo concejal, pretendía el apoyo a su propuesta (la primera de la legislatura) para que el pleno de la Corporación aprobara una retribución extraordinaria de 22.000 euros a los grupos de concejales (posteriormente reducida a 16.500), además de un funcionario por grupo y de la indemnización que ya cobraban los concejales. Un sorprendente balón de oxígeno para la extrema derecha local que apoyaba encantada la propuesta. La operación se acabó frustrando por la negativa de la concejala Alicia Martínez (entonces en el mismo grupo municipal que Antonio Montes), y de Somos Velilla, a participar en estos pasteleos económicos de los que tuvo que enterarse por terceros. Por aquel entonces la deuda total del Ayuntamiento ascendía a 6 millones de euros, más del 70% del presupuesto municipal. Estos vergonzosos pactos están en la raíz de su salida del grupo de concejales, entre otros motivos, y su paso a la condición de concejala “no adscrita”.

En la fotografía los portavoces locales del grupo de extrema derecha España 2000, Pedro Jesús Espada, y de IU Velilla, Antonio Montes.

A lo largo de los años 2015, 2016, y comienzos de 2017 se han sucedido no pocas ocasiones en las que se ha reiterado el trabajo común y la colaboración entre el concejal Antonio Montes y España 2000. España 2000 es un grupo que apoya su política en prácticas calificadas y denunciadas como racistas y xenófobas. Se han producido numerosos casos concretos en los que se ha hecho evidente la colaboración, o el apoyo mutuo, entre el concejal Montes y España 2000. Estos son sólo algunos ejemplos:

  1. Intento colectivo de boicotear los Presupuestos de 2016. En el pleno municipal extraordinario de junio de 2016 se llevaba a aprobar el Presupuesto de ese año. La documentación se había entregado semanas antes y se habían celebrado los debates previos. En este pleno del 2-6-2016 se distribuyen enmiendas de última hora por parte de los concejales de IU, España 2000, PP y VIVE (un grupo procedente del PP), que generan confusión y enconados debates sobre la legalidad del Presupuesto que se proponía y que finalmente acaba aprobado. La situación se vuelve esperpéntica al aprobarse con sus votos una de sus enmiendas, que suponía la desaparición del servicio de ambulancia de Protección Civil. Semanas después, en octubre, y sin pudor alguno, Antonio Montes y España 2000 apoyaban o convocaban concentraciones en la Plaza “exigiendo la recuperación del servicio de ambulancia”.
  2. Boicot colectivo a la Mesa de Contratación. Durante el verano de 2016 se reiteraban las ausencias de los concejales de IU, España 2000 y VIVE a la Mesa Municipal de Contratación. La situación se convierte en crónica y tiene como consecuencia que al no haber quorum suficiente en ese órgano no pueden adoptarse acuerdos para contratar o renovar servicios (la limpieza de los colegios, por ejemplo). El descarado boicot de estos concejales (la concejala de UPyD si había justificado su ausencia) obliga a la Alcaldesa a anunciar públicamente la sustitución de estos concejales si persiste la ausencia continuada. Las ausencias en grupo se acabaron desde ese momento.
  3. Apoyo a los taurinos locales. Las diferencias sobre el procedimiento de contratación de la empresa que debía gestionar estos festejos en las fiestas locales de 2016 dio lugar a una nueva operación de trabajo conjunto entre el concejal del grupo IU y España 2000 (además de VIVE). Estos grupos anunciaron la presentación de iniciativas similares para recurrir la adjudicación de los festejos taurinos. A estas alturas ya no sorprendía a nadie el apoyo de este concejal, elegido en una candidatura como IUCM, a los taurinos locales.
  4. Comunicado de apoyo al trabajo institucional de España 2000. En Septiembre de 2016 el portal de Facebook de IU Velilla (para entonces Antonio Montes ya era oficialmente Coordinador local de IU) llegó a publicar un sorprendente comunicado en el que se apoyaba el trabajo institucional de España 2000. Ante el escándalo que suscitó el comunicado, el portal lo sustituyó pocas horas después por otro similar en el que desaparecía cualquier mención a España 2000. Algunos grupos locales de la izquierda local de Velilla de San Antonio trataron monográficamente esta asombrosa complicidad pública.
  5. Moción alternativa para evitar el aislamiento de España 2000. El 16 de febrero de 2017 el Equipo de Gobierno (PSOE-UPyD) distribuye el borrador de una declaración institucional apoyada por varios grupos de diversas ideologías (PSOE, UPyD, PP, Somos Velilla, Alicia Martínez) denunciando, entre otras cosas, el aprovechamiento político que se había hecho de la muerte accidental de un ciudadano a finales de enero (se trata del caso de la ambulancia que no llegó a tiempo porque algunos grupos habían dejado sin fondos el servicio municipal en la aprobación de los Presupuestos 2016, entre ellos el concejal de IU Antonio Montes y España 2000). En la Comisión Informativa celebrada días antes el concejal Montes presenta una declaración alternativa denunciando “la maniobra frentista“, contra España 2000.

Desde enero de 2017, coincidiendo incluso con una campaña racista de España 2000 contra los inmigrantes, el concejal Montes envía anuncios a “Velilla Informa“, un portal de Facebook creado para prestar apoyo informativo a la política y las manipulaciones de España 2000, y fundado por militantes de esta formación. Lo sorprendente es que esos días España 2000 y ese portal convocaban o apoyaban un boicot contra la Fiesta de la Pitanza porque la recaudación se destinaba a una ONG de inmigrantes. A diferencia de concejales de todo tipo de grupos municipales, Antonio Montes no acudió a la pitanza y mantuvo un vergonzoso silencio durante la polémica pública que se suscitó esos días contra la campaña racista de España 2000.

La teatralización de la política es una práctica habitual de este concejal. Si en el verano de 2015 apoyaba a la IUCM de las tarjetas black frente a la IU de Alberto Garzón, meses después acudía a fotografiarse con Garzón y escenificar su conversión. Su obsesión por la fotografía y la aceptación política le lleva a buscar enfoques compulsivos. Para esta clase de políticos no hay contradicción entre lucirse con una bandera republicana por la mañana y colaborar por la tarde con lo más racista y xenófobo de la política local.

El “colegueo” entre los concejales Montes (IU) y Espada (España 2000) lo ha apreciado cualquiera que asistiera entre 2015 y 2017 a los plenos municipales, resultaba estéticamente inquietante al margen de la obligada cordialidad entre miembros de una Corporación. No han sido pocas las veces que en los portales de Facebook se produce la mutua comprensión y apoyo entre España 2000 y el concejal Montes. Un apoyo que se expresa también desde España 2000, defendiendo al concejal Montes cuando a este se le afea pública y políticamente sus extrañas relaciones y el trabajo conjunto con un grupo que practica políticas contrarias a los DDHH, el racismo o la xenofobia. En Velilla de San Antonio nada de todo esto sorprendía, cualquier ciudadano o funcionario con una elemental información de los asuntos municipales era conocedor de estas extrañas alianzas. Desde septiembre de 2017 se cuidan algo más las formas una vez que los plenos se retransmiten por streaming, también ha dejado de mostrar apoyo explícito a las mociones de la extrema derecha y por primera vez en tres años se publican leves críticas en las redes entre IU-Velilla y España 2000. Un cambio forzado por el escándalo público de esta extraña colaboración y para proteger la candidatura del concejal de IU-Velilla a las elecciones municipales de 2019 (la cuarta legislatura). Todavía a comienzos de 2018 el concejal de IU acompañó al concejal de España 2000 para solicitar de la alcaldesa que se moderara el nivel de crispación municipal; semanas antes la alcaldesa había interpuesto denuncia judicial contra el concejal de España 2000 por utilización en las redes de la imagen pública de sus hijas, menores de edad.

Esta lamentable trayectoria del concejal Antonio Montes ha dado lugar a numerosas denuncias en diversos ámbitos por parte de afiliados de IU y representantes de otros colectivos de la izquierda de Velilla de San Antonio, entre otros ante Izquierda Unida Madrid (al menos en media docena de ocasiones) o la Coordinadora antifascista del Corredor del Henares (UCFR). En el primer caso la dirección regional se ha inhibido de intervenir, dando lugar a que diversos afiliados nos hayamos desvinculado definitivamente de la asamblea local de IU Velilla para no aparecer como cómplices de una situación que avergonzaría a cualquier votante de izquierdas. El colectivo de Unidad Popular surge en Velilla de San Antonio a partir de ese momento, para poder seguir defendiendo el mismo programa y valores, con coherencia y dignidad. En el caso de UCFR (de la que también participan otras organizaciones de IU, las CUP y otros grupos de izquierdas) la colaboración con España 2000 suscitó reiteradas denuncias por parte de diversos representantes de grupos de la izquierda de Velilla de San Antonio y la estupefacción general de los presentes.

Una extraña cantera de candidatos de la extrema derecha

En este ambiente de colaboración con la ultraderecha, practicado por quien representa oficialmente a IU en Velilla de San Antonio, no tiene nada de sorprendente que surjan vergonzosos ejemplos de afiliados de IU, incluso candidatos en anteriores convocatorias y miembros de su ejecutiva local, que han decidido dar el paso de presentarse en candidaturas de VOX o de España 2000. Ellos simplemente siguen el ejemplo de quien les representa.

En las candidaturas a las elecciones municipales de 2019 se pueden encontrar personas afiliadas o ex afiliadas a IU-Velilla, como Nuria Guijarro López, en la candidatura de España 2000. O el caso de María Josefina Salamanca Otero, nº 4 en candidatura de IU-Velilla de 2015 y responsable por entonces de las finanzas de esa asamblea local, en 2019 en la candidatura de VOX.

Mientras la descomposición ética y política en IU-Velilla alcanza niveles inaceptables hace pocos años, estos casos de transfuguismo desde la defensa de un programa de izquierdas a las posiciones más casposas de racismo y misoginia, que avergonzarían a cualquier simple votante con valores y criterios, se consideraran intrascendentes e irrelevantes por quienes dirigen lo que queda de la antigua organización de IU-Velilla.

Como decía RTG en su escrito a IU Madrid, parodiando a William Shakespeare “algo huele mal en Velilla de San Antonio“.

COMUNICACIONES A IU-MADRID ADVIRTIENDO DE LA COLABORACIÓN ENTRE ANTONIO MONTES Y ESPAÑA 2000 (años 2015-2018)

Varias han sido las ocasiones en las que dirigentes y órganos de IU han sido conocedores de la colaboración y trabajo conjunto entre que Antonio Montes, concejal y coordinador de IU Velilla desde mayo de 2016, y España 2000 Velilla. En ninguna de estas ocasiones se ha recibido respuesta ni se ha llevado a cabo ninguna intervención. Estas que siguen son algunos de esos momentos. Se trata de advertencias documentadas.

Nos consta que otras organizaciones locales de Velilla también han puesto de manifiesto esta extraña y vergonzosa situación, ante representantes de IU de la Comunidad de Madrid y de otros municipios. A título personal no pocos representantes de Izquierda Unida han hecho llegar su condena y consternación. Nunca hemos recibido respuesta ni conocemos intervención de de los órganos de dirección de IU Madrid, por este motivo (entre otros) un grupo de afiliados a IU Velilla decidimos desvincularnos de esta organización local tras el verano de 2016. Un elemental principio moral y ético así lo aconsejaba, además de evitar situarnos como cómplices de esta actuación y las que puedan surgir en el futuro. Estos son algunos de los momentos en que la dirección de IU Madrid ha sido advertida de lo que sucedía:

  1. Asamblea de constitución de IU Velilla (4-5-2016). Se lee comunicado denunciando entre otras cosas el trabajo institucional coordinado de Antonio Montes con España 2000. Está presente Álvaro Aguilera en representación de IU Madrid, a quien se entrega el texto. No hay reacción en ese momento ni en fechas posteriores.
  2. 8-8-2016. En la comunicación de baja de la compañera M.T.G. adjunta un informe completo sobre la actuación de Antonio Montes. La comunicación y el informe se remiten a tres direcciones de correo electrónico  de la Secretaría de Organización y Finanzas. Sin comunicación ni reacción conocidas.
  3. El 5-9-2016 se entrega a Carlos García (Comisión Regional de Garantías de IU-Madrid) un informe completo sobre la actuación de Antonio Montes, por si pueden intervenir de oficio. Se hace en el marco de una denuncia contra este concejal por afiliaciones fraudulentas y vulneración de la Ley de Partidos (se pagaban cuotas de afiliados desde una misma cuenta bancaria). No se conoce reacción ni intervención al informe.
  4. El 18-9-2016 el afiliado a IU A.M. remite varios correos electrónicos adjuntando comunicado de apoyo de IU-Velilla a España 2000. Se remiten a tres direcciones de correo electrónico  de la Secretaría de Organización y Finanzas. No se conoce respuesta ni reacción.
  5. Nos consta que desde otras organizaciones políticas de Velilla de San Antonio, igualmente escandalizadas por lo que estaba sucediendo, se han hecho gestiones e informado a cargos públicos de IU en la Comarca, a representantes de la dirección de IU-Madrid y a representantes de Podemos Comunidad de Madrid. La coordinadora antifascista UCFR-Madrid ha tratado en algunos momentos, de manera monográfica, la situación de colaboración entre IU-Velilla y España 2000.
  6. Durante el mes de octubre de 2016 diversos afiliados a IU Velilla se dan de baja ante la Secretaría Federal de Organización y la dirección de IU Madrid. En esas comunicaciones se vuelve a documentar, actualizada, toda la experiencia de irregularidades y de prácticas políticas contrarias al programa y los principios de IU, practicadas por el concejal Antonio Montes en representación de IU Velilla. No se produce respuesta.
  7. En el acto antifascista celebrado el 4 de abril de 2018 en Velilla de San Antonio, algunos asistentes vuelven a denunciar la complicidad institucional de Antonio Montes y la extrema derecha local. Está presente una representante de la dirección regional de IU Madrid a la que también se la entrega un informe de algunos casos de colaboración detectados entre el coordinador local de IU Velilla y España 2000.
  8. A finales de abril circula en las redes una carta de RTG, dirigida a la dirección regional de IU, en la que pide que al menos se den de baja a las afiliadas de IU que en estos últimos años han decidido presentarse a las Elecciones Municipales de 2019 por candidaturas como España 2000 y VOX.

Además de comunicaciones por correo electrónico, esta que aquí se publica y otra variada información, detallada y documentada, se ha puesto durante el período 2015-2019, en conocimiento de numerosos representantes de IU Madrid, entre otros Alvaro Aguilera, Natalia Blázquez, Javier Diondi…, incluso miembros de la organización Federal como Adolfo Barrena (en 2015 y 2016). Se les ha invitado a visitar la localidad y el Ayuntamiento, y contactar con otras personas y colectivos políticos y sociales. Se les ha informado también desde otros partidos políticos, como PSOE, Podemos, Somos Velilla…. La dirección regional de IU Madrid nunca ha querido tomar iniciativa alguna, ni han mostrado interés por investigar lo que podía estar ocurriendo respecto a una grave vulneración de los principios de funcionamiento político de una organización local de IU. Es evidente que de esta inhibición nace una responsabilidad compartida en relación a los escándalos y situaciones que sin duda se avecinan. Ellos sabrán por qué lo hacen, pero tarde o temprano tendrán que explicarlo, ni IU ni sus electores se merecen este bochorno.


Más información:

El racismo en Velilla
El caso de la ambulancia de Protección Civil