.

Los grupos municipales que pretendían una retribución extraordinaria renuncian a que se apruebe en el pleno municipal

El pleno del Ayuntamiento de Velilla de San Antonio celebrado ayer miércoles 26 de agosto no trató de las retribuciones a los grupos municipales que algunos grupos habían acordado en la Junta de Portavoces del pasado 11 de agosto. La concejala de IU Alicia Martínez (con el apoyo de afiliados de la Asamblea local) ya había advertido de que votaría en contra de nuevas asignaciones económicas en un escenario de crisis y de endeudamiento municipal (4 millones de deuda en Velilla de San Antonio). Esta advertencia y el anuncio de que los concejales de Somos Velilla tampoco apoyarían estas retribuciones (ver detalles pulsando aquí) consiguió que ninguno de los grupos que apoyaron aquella propuesta (IUCM, PP, España2000) la llevaran al pleno.

Si se aprobaron finalmente las remuneraciones de los concejales con dedicación de gobierno. De esta forma se libera la alcaldesa (40.483,80 €) y la concejala de Hacienda/Educación y Cultura (27.619,62 €). Además de estas remuneraciones anuales, la propuesta de alcaldía establece una indemnización de 125 € por asistencia efectiva a órganos “no colegiados”. El debate posterior se centró en los límites de estas reuniones con el fin de que las indemnizaciones no se conviertan en un sobresueldo fuera de control.

Desde nuestra opinión ya va siendo hora, después de tres meses desde las Elecciones Municipales, de que estos aspectos ordinarios de la organización municipal queden resueltos para que el gobierno municipal pueda empezar a gestionar con normalidad los múltiples problemas y necesidades que tiene nuestra localidad, acabando con la semiparalización en que se encuentra el gobierno de la localidad. La aprobación de las retribuciones para quienes tienen encomendadas por los electores la gestión directa de los asuntos municipales no podía seguir dependiendo de posibles intercambios de ventajas o recursos para otros grupos de la oposición. Ahora toca gobernar a unos y a los demás el control de ese gobierno y la presentación de propuestas para mejorar nuestra ciudad y resolver los problemas de los ciudadanos.

Como ya advertimos, exigiremos transparencia en el empleo de los fondos públicos y que las retribuciones de los miembros de la Corporación se correspondan con la ejemplaridad que exigen los ciudadanos y con las dificultades financieras de la institución local.


Más información:

Noticia en la Voz del Henares, 19-8-2015