.

Los vecinos ganan la primera batalla a la gasolinera en el casco urbano

El pasado 3 de marzo se cerraba el plazo para presentar alegaciones contra el proyecto de instalar una gasolinera a escasa distancia de las viviendas y en pleno casco urbano de Velilla de San Antonio. Los 630 documentos, firmados por otras tantas personas residentes en nuestro municipio, representan un esfuerzo notable de los vecinos afectados y de muchas otras personas de nuestra localidad, y representan sin duda un contundente y razonado rechazo de un proyecto que nunca debió presentarse por sus promotores.

Las razones de las alegaciones atienden a argumentos sanitarios (emisiones continuadas de benceno), de seguridad (sustancias inflamables), afecciones al acuífero, etc,, pero sobre todo a la aplicación del elemental principio de precaución que recogen varias leyes, entre ellas la Ley 21/2013, de evaluación ambiental. Algunas alegaciones solicitan también que se aplique las sanciones previstas en la misma Ley (artículo 55.3.b.) para el caso de que el promotor haya ocultado información relevante sobre el proyecto presentado por el promotor (el proyecto ni siquiera mencionaba que a 12 m. residen decenas de familias, o que hay una piscina municipal de uso intensivo, un “olvido” que se repite en no pocos informes).

A la fase de presentación de alegaciones, que ahora ha concluido, seguirá su estudio por parte de los servicios técnicos, que elevarán su informe, y finalmente los responsables municipales aprobaran una Declaración de Evaluación, que puede ser positiva (se concede la licencia), condicionada (se modifica el proyecto original), o negativa (se rechaza el proyecto): El Ayuntamiento ni siquiera tiene que aprobar una resolución o declaración ambiental, la legislación (Ley 2/2002, de evaluación ambiental de la Comunidad de Madrid) prevé que el silencio administrativo es equivalente a la declaración ambiental negativa, con los mismos efectos de rechazo definitivo de la licencia.

La evaluación ambiental es uno de los instrumentos que los vecinos han aprovechado para rechazar este proyecto. Pero la presión social sobre este arriesgado proyecto empresarial ha dado lugar a una segunda posibilidad de rechazo mediante la modificación de algunos usos en el polígono industrial. Este procedimiento de “modificación puntual del PGOU” es el que se aprobó en el pleno municipal del pasado mes de febrero, con los votos favorables de sus impulsores (PSOE, Somos Velilla, concejala Alicia Martínez, UPyD e IUCM-LV, se abstuvieron los concejales de los grupos PP, VIVE y PP.


GRACIAS A TODOS Y A TODAS
(comunicado público de los vecinos de la Mancomunidad de Los Alamillos)

A través de los vecinos de la Mancomunidad de Vecinos de Alamillos hemos entregado en el Ayuntamiento 630 alegaciones solicitando que se informe “negativamente” el procedimiento de evaluación ambiental para construir una gasolinera en las inmediaciones de nuestras viviendas y de la piscina municipal.

Además, hemos conseguido que los responsables municipales pongan en marcha una segunda posibilidad de rechazo de este arriesgado proyecto, a través del cambio de determinados usos en el polígono industrial.

Hace meses, el pasado verano, nos decían desde el Ayuntamiento y desde cualquiera que estuviera implicado en este proyecto, que había que resignarse, que no se podía hacer nada. Nos dijeron que todo estaba concluido y las obras en marcha. Obras ilegales que tuvimos que paralizar con nuestras denuncias. Nada de aquello era verdad, tan sólo que la tramitación administrativa se llevaba en secreto intentando sortear los controles legales y el conocimiento público de un proyecto de alto riesgo para las personas. La experiencia de estos meses ha dejado claro que los vecinos podemos imponer la aplicación de las leyes, incluso a aquellos que se creen por encima del estado de derecho.

Aunque nada ha concluido, y habrá que estar vigilantes en el cumplimiento de los compromisos que ha asumido el Ayuntamiento, o a la resolución negativa de la declaración ambiental, todos esos cambios han sido posibles gracias a la implicación de no pocos vecinos y vecinas de nuestra localidad, que han comprendido la amenaza y el abuso que se escondían tras este proyecto. Estamos convencidos que ha sido esa implicación social la que ha decidido finalmente que hoy haya una actitud muy diferente en el Ayuntamiento, y que la opacidad haya dado lugar a un proceso de información pública. Nunca debió estar en duda que los derechos de las personas son prioritarios al lucro y el interés de un empresario.

A todos y a todas queremos agradeceros el esfuerzo por evitar esta amenaza para la salud y la seguridad, para nosotros y para nuestros hijos. Para nuestra pequeña comunidad y para nuestra localidad, a la que también estábamos defendiendo cuando rechazábamos una gasolinera en pleno casco urbano. Estamos seguros que podremos contar con todos si fuese necesario volver a defendernos.

Mancomunidad de Vecinos de Los Alamillos
4 de marzo de 2016


Más información:

Noticia sobre la gasolinera. Datos básicos
Noticia y datos sobre la gasolinera. Nuestra posición.
Información sobre la moción aprobada para cambiar los usos del polígono industrial