.

Se recupera parcialmente el servicio de urgencias en fin de semana

A partir del mes de mayo tendremos un importante servicio nuevo en Velilla de San Antonio. Se trata de un servicio de urgencias que el Centro de Salud prestará durante los fines de semana y festivos, entre las 9 y las 21 horas. Según informa el Ayuntamiento de Velilla el servicio estará atendido por un médico/a y una enfermera/o que será personal contratado por el SERMAS (Consejería de Sanidad). Una buena noticia que celebramos porque ayudará a resolver problemas de salud, que son prioritarios para los vecinos y vecinas. El servicio de urgencias, al igual que un servicio de farmacia de 24 horas es una prioridad en las necesidades que deben ser cubiertas por las administraciones públicas, y así lo venimos reclamando quienes integramos UP, y desde otros colectivos sociales y políticos de Velilla.

El servicio de urgencias es un servicio que en el 2007 se nos hurtó a los vecinos de Velilla de San Antonio. Las urgencias formaban parte de los servicios que estaban previstos, y se habían aprobado para que se prestaran en el Centro de Día. Por razones que nunca se explicaron suficientemente hemos estado más de ocho años soportando una situación que afectaba a nuestros derechos más básicos, como es el de la salud. En este tiempo han pasado por la Administración Regional tres consejeros de salud y lo único que han llegado a sugerir, hasta ahora, era una privatización de la gestión del servicios sin aportar otros recursos que el edificio que existe desde 2007 (más información en la publicación “La Vega”, pulsando aquí).

Nos congratulamos de que se hayan dado pasos en la recuperación de un servicio que nos corresponde, pero vamos a seguir trabajando por la puesta en marcha de un servicio integral de urgencias que preste servicio 24 horas durante los 7 días de la semana, y otro tanto con el servicio de farmacia.

centro salud

El 11 de febrero de 2007, pocos días antes de que el consejero Lamela inaugurase el Centro de Salud de Velilla de San Antonio, la entonces concejala de IU, Juana Balas, tomó una fotografía de la fachada principal del edificio. Conforme al proyecto original, el centro tendría un servicio de urgencias, y hasta el cartel habían colocado. Pero fue un espejismo. Como hacen los malos prestidigitadores, mientras algún comparsa distraía a los vecinos, el consejero se escabulló con el cartel de URGENCIAS bajo el brazo.