.

Un IBI justo y progresivo en Velilla de San Antonio

La aprobación de la ordenanza del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) está generando polémica pública por lo que se considera un aumento del impuesto, y por que el rechazo recibido en el pleno, a la propuesta presentada por el Equipo de Gobierno, ha provocado la amenaza de poner fin a servicios públicos que recibimos los vecinos si no se alcanza la recaudación prevista. Una posibilidad que se recoge incluso en el informe emitido por la intervención municipal.

Es cierto que en la propuesta que el Equipo de Gobierno llevaba a pleno no hay ninguna subida real de este impuesto (al menos en el importe final a pagar), si no una compensación en el gravamen, equivalente a la reducción del valor catastral general que desde julio de 2015 se ha aplicado a todos los inmuebles de Velilla de San Antonio. Al final se trata de recaudar en este impuesto lo mismo que en años anteriores.

Pero no estamos condenados ni a tanta desgracia como anuncia el Equipo de Gobierno si no aceptamos su propuesta, ni a consumir tanta demagogia con los impuestos como producen algunos oportunistas. Desde nuestro colectivo creemos que es posible mantener la recaudación y los servicios públicos que ofrece el Ayuntamiento y aprovechar este momento como una oportunidad para renovar este impuesto desde criterios de progresividad. Es decir que cada cual pague según sus posibilidades y patrimonio, aprovechando las posibilidades que ofrece la legislación que regula los impuestos municipales. Se llama justicia social.

La ordenanza que nos proponían desde el Equipo de Gobierno, en el pleno del pasado 28 de octubre, era un simple ajuste del gravamen, es decir la carga fiscal que sobre el valor del inmueble pueden aplicar los ayuntamientos. No aportaba ningún cambio ni adaptación a la situación de emergencia social por la que atraviesan tantas familias, ni aprovechaba las oportunidades que ofrece la legislación para distribuir el esfuerzo fiscal. Tampoco el Equipo de Gobierno ha planteado un debate suficiente, desde el mes de julio, para conseguir apoyos o una reflexión sobre la aplicación de este impuesto en una situación social y económica muy diferente de cuando se aprobó inicialmente esta ordenanza en 2006. Todo esto figura en nuestra entrada sobre el pleno de 28-10-2015.

Cuadro IBI localidadesTal y como le hemos trasladado al Gobierno Municipal (PSOE-UPyD) el IBI necesita de una puesta al día de justicia fiscal, tal y como establece la Constitución, y no sólo de una actualización de “brocha gorda” del gravamen municipal, con el único horizonte de recuperar la recaudación que se pierde por la bajada de los valores catastrales. Nuestras propuestas pretenden una recaudación final similar, pero con una carga diferente para el mayor número de posibilidades de renta real o potencial. La inmensa mayoría de los contribuyentes de Velilla de San Antonio, propietarios de viviendas o locales comerciales, tendrían una reducción neta del importe del impuesto. Los objetivos generales de nuestras propuestas son los siguientes:

  1. Mantener como mínimo la recaudación actual para garantizar que no hay riesgo para los servicios públicos que recibimos quienes residimos en Velilla de San Antonio.
  2. Garantizar que la inmensa mayoría de los propietarios de viviendas y comercios de Velilla no se verán afectados por un aumento neto del impuesto (límite del 0,49% de gravamen).
  3. Diversificar la presión en función del valor catastral de los establecimientos no residenciales (la legislación no permite hacer esa diferenciación en el caso de las viviendas).
  4. Penalizar los solares recalificados y no construidos, así como viviendas habitualmente vacías o segundas residencias.
  5. Crear nuevas bonificaciones para ayudar a nuestros vecinos y vecinas en situaciones de emergencia social, también para estimular el empleo o la innovación energética.
  6. Facilitar el pago abriendo nuevas posibilidades de bonificación por anticipo parcial del pago del impuesto.

Las medidas concretas que hemos planteado al Equipo de Gobierno, como aportación para salir de esta paralización institucional y para recuperar el protagonismo de los vecinos en la gestión, son las siguientes:

PROPUESTAS PARA LA REVISIÓN DE LA ORDENANZA DEL  IMPUESTO DE BIENES INMUEBLES

INTRODUCCIÓN

El objeto de este documento es el de aportar un punto de partida para el debate sobre un elemento tan importe para la vida municipal como es el Impuesto de Bienes Inmuebles.

Entendemos la fiscalidad como un medio para soportar los derechos sociales de todos los ciudadanos y también como una herramienta para el reparto de la riqueza, posibilitando la protección de los más vulnerables, y la solidaridad de los más favorecidos, mediante una mayor contribución a las arcas municipales.

El Ayuntamiento de Velilla de San Antonio debe utilizar todas las posibilidades que permite el Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales para iniciar un proceso de implantación gradual de impuestos progresivos y otras medidas complementarias encaminadas a suavizar, en la medida de nuestras posibilidades, las desigualdades sociales existentes.

BONIFICACIONES

1. EN FUNCIÓN DE LAS RENTAS: Además de las bonificaciones que impone el Texto Refundido de la Ley reguladora de Haciendas Locales (Art. 73), respecto a inmuebles del negocio inmobiliario o las viviendas de VPO, además de las que benefician a familias numerosas, proponemos nuevas bonificaciones para hacer frente a la situación de emergencia social. Este “IBI Social” debería atender a diversas situaciones. Proponemos al menos dos:

  • Bonificación del 100% para familias sin ningún ingreso.
  • Bonificación del 50% para familias con ingresos totales que no superen el SMI (Salario Mínimo Interprofesional).

2. COOPERATIVAS AGRARIAS: Tendrán derecho a una bonificación del 95 por ciento de la cuota íntegra los bienes rústicos de las cooperativas agrarias y de explotación comunitaria de la tierra, en los términos establecidos en la Ley 20/1990, de 19 de diciembre, sobre Régimen Fiscal de las Cooperativas. Tal y como prevé el art. 73.3 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales.

3. POR ENERGÍAS LÍMPIAS: Tendrán derecho a disfrutar de una bonificación del 15% en la cuota íntegra del impuesto las edificaciones cuyo uso catastral sea predominantemente residencial en las que se hayan instalado sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía proveniente del Sol. Como en otros casos, se aplicaría a solicitud y previo informe municipal de idoneidad y homologación técnica de los colectores. (Art. 74.4 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales).

4. POR CREACIÓN DE EMPLEO EN LA PEQUEÑA EMPRESA: Para empresas de menos de 20 trabajadores se podrá aplicar una bonificación por creación demostrada de empleo en actividades económicas que se desarrollan en inmuebles catastrales, proporcional al empleo creado, siempre que sean contratos indefinidos y a jornada completa. En el caso de actividades ya existentes tendrían que demostrar que en los dos años anteriores no han tenido pérdida de empleo. La bonificación se aplicaría por empleo generado el año anterior (Art. 74.2 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales, desde 1-1-2013), según el siguiente cuadro:

1 contrato: 20% de bonificación
2 contratos 30%
3 contratos: 40%
4 contratos o más: 50%

FRACCIONAMIENTO DE PAGOS

Introducir el “Pago a la Carta” (PAC) que ya se aplica en otros municipios. Aumentando la posibilidad de fraccionamiento en 3, 6 o 12 meses, por encima de los cuatro plazos actuales, con posibles bonificaciones por fraccionamiento como consecuencia de la anticipación en los pagos respecto al momento de la liquidación definitiva (junio). Por ejemplo, en el IBI del Ayuntamiento de Madrid el fraccionamiento máximo bonifica con un 5%.

Nota: Las bonificaciones por instalación de energía solar, o las actuales por familia numerosa y por V.P.O., solo se aplicarán si el contribuyente se encuentra al corriente en el pago de sus tributos locales. Así está recogido en alguna ordenanza, como la de Sevilla.

GRAVAMEN

Frente a la propuesta de elevación indiscriminada del gravamen municipal del 0,40 al 0,49% (mediante el que se mantendría aproximadamente la recaudación actual, al compensar la bajada del valor catastral), proponemos un gravamen diversificado según actividad o tramos de valor catastral.

Con carácter general los porcentajes de Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) se establecerán en una escala en función de los usos a los que se destine cada unidad catastral.

Dicha escala oscilará entre el 0,46% y el 0,49%, salvo el porcentaje fijado para suelo vacante, viviendas vacías y segunda vivienda, a los que se les aplicará un recargo del 50% (Art. 72.4 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales) sobre la tarifa establecida para los bienes de carácter residencial.

Al final del documento, hemos realizado un cálculo hipotético de la recaudación que se obtiene con el sistema actual y el nuevo sistema propuesto. Para ello hemos utilizado los datos, que sobre valores catastrales para los diferentes usos del suelo, constan en el Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid.

• Tipo 1= 0,46 % > Vivienda residencial.

• Tipo 2= 0,69 % (0,46% + 0,23 de recargo)> Suelo vacante, segunda vivienda o vivienda vacíaSe entenderá por vivienda vacía aquellos inmuebles de uso residencial que se encuentren desocupados con carácter permanente, por cumplir las condiciones que se determinen reglamentariamente (Art. 72.4 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales) (1).

• Tipo 3= 0,47 %> Almacenes-Estacionamientos con valor catastral inferior a los 350.000€

o Subtipo 3: Valor catastral superior a 350.000 € (o aquel otro valor que no afecte a más del 10% de los bienes inmuebles urbanos, Art. 72.4) sufrirán un recargo del 50%, quedando establecido en el 0,70%.

• Tipo 4= 0,48 %> Uso comercial, hostelería u ocio con valor catastral inferior a los 350.000 €.

o Subtipo 4: con Valor catastral superior a 350.000 € (o aquel otro valor que no afecte a más del 10% de los bienes inmuebles urbanos, Art. 72.4) sufrirán un recargo del 50%, quedando establecido en el  0,72%.

• Tipo 5= 0,49 %> Uso industrial con valor catastral igual o inferior a 350.000 €

o Subtipo 5: con valor catastral superior a los 350.000 € (o aquel otro valor que no afecte a más del 10% de los bienes inmuebles urbanos (Art. 72.4))sufrirán un recargo del 50%, quedando establecido en el 0,73%.

• Tipo 6= 0,45%> Instalaciones culturales, deportivas, sanitarias, benéficas…

Estos gravámenes hay que considerarlos en términos de esfuerzo fiscal diferenciado, y en su relación entre ellos. El objetivo es diversificar el esfuerzo fiscal. Serán los servicios técnicos los que habrán de ajustar los porcentajes finales para alcanzar la misma recaudación que en la actualidad.

(1) En el caso de las viviendas vacías es posible que la aplicación del gravamen tenga que quedar pendiente a que se desarrolle legislativamente esta posibilidad reconocida en el art. 72.4 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales. 

4 de noviembre de 2015


Más información:
Ordenanza fiscal Impuesto Bienes Inmuebles (en vigor en 2015)
Informe de la Intervención Municipal
Cuadro comparativo de la aplicación de nuestra propuesta
Propuesta presentada al Equipo de Gobierno
Cuadros comparativos de las diferentes propuestas
(IBI actual, propuesta del Equipo de Gobierno, nuestras propuestas)
Debate sobre el IBI en el pleno municipal del 28-10-2015