.

Un pleno caótico aprueba unos presupuestos de transición y probablemente inviables

El pleno del jueves 2 de junio ha aprobado los presupuestos que presentaba el equipo de gobierno, al mismo tiempo que se han estimado diversas enmiendas presentadas momentos antes del acto, por concejales de los grupos VIVE, España2000, IUCM-LV y PP. Estas enmiendas podrían vulnerar las condiciones de equilibrio que debe tener cualquier presupuesto y podrían en el futuro hacer inviable el instrumento económico finalmente aprobado. El Presupuesto Municipal de 2016 venía tramitándose desde hace semanas. 

Los presupuestos municipales son una oportunidad para abordar cambios en las prioridades de la gestión. En este caso los pocos cambios en el Presupuesto oficial para 2016 que presentaba el Equipo de Gobierno, respecto al del año 2015, han sido leves y no se harán notar de manera relevante en la vida cotidiana de nuestra ciudad, ni en las necesidades de nuestro entorno. El Presupuesto Municipal que formalmente se ha aprobado el pasado 2 de junio, de unos 9,5 millones de euros, es en gran parte una continuidad del que ya estaba en vigor el pasado año 2015.

LOS INGRESOS

Es verdad que hay limitaciones económicas para atender tantas necesidades como las que los ciudadanos exigen a la administración que tienen más cercana, a pesar de que muchas de las competencias sobre servicios o inversiones dependen de decisiones y competencias de la Administración Regional. En el caso de los ingresos esas limitaciones vienen impuestas por las condiciones y restricciones que imponen la legislación estatal (Texto Refundido de las Haciendas Locales) y dejan en algunos aspectos poco margen de maniobra a las administraciones locales.

En el caso de Velilla de San Antonio si hay todavía mucho trabajo por hacer para que los impuestos locales que pagan los vecinos y vecinas tengan la justicia fiscal progresiva que expresa el artículo 31 de nuestra Constitución

Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad“.

En este sentido desde Unidad Popular vamos a trabajar por hacer cambios en las ordenanzas que regulan algunos de estos impuestos. En primer lugar el IBI. No se trata de aumentar la recaudación si no de distribuir el esfuerzo fiscal, haciendo que paguen más quienes más pueden, o bonificando a familias con situaciones de emergencia o a empresarios que están creando empleo, por poner dos ejemplos.

Lo más destacado de los ingresos previstos en los Presupuestos 2016 quizás sea la ausencia de planes de inversión con apoyo regional (Plan Prisma). Para más detalle de los ingresos y su comparativa con 2015, pulsar aquí.

LOS GASTOS

En general las prioridades de gestión no han cambiado en el destino de los recursos municipales. En algunos casos estos gastos nos parecen perfectamente modificables, y vamos a trabajar por que en los próximos presupuestos se corrijan:

  • Riego de parques públicos. Se presupuestan 145.000 euros para pagar la factura del Canal de Isabel II con destino al riego de los jardines y parques. Se trata de agua de beber, la más cara que se puede utilizar. Es urgente que el Ayuntamiento anticipe el Plan de empleo de agua regenerada que se produce en la depuradora. Este volumen es un dispendio que debe corregirse.
  • Toros. Se sigue presupuestando 70.000 euros para “quemarlos” en unas horas durante 2-3 días al año. Ese volumen de recursos podría atender importantes ayudas sociales en guarderías, libros de texto, comedor escolar, etc. No nos parece que ese volumen de gasto permanezca invariable a pesar de la drástica reducción de los presupuestos de los últimos años.
  • Medio Ambiente. En el presupuesto de 2015 constituía una vergüenza comprobar que tan sólo se destinaban 7.900 euros para atender las necesidades de conservación, vigilancia o divulgación de las lagunas, el principal escaparate de nuestra localidad. En el nuevo presupuesto se recogen 19.000 euros, muy lejos de esas necesidades. El cuidado municipal de las lagunas y riberas debería tener un tratamiento presupuestario similar al que tienen áreas municipales como Juventud, Cultura, Mujer, etc.

Por otro lado es justo reconocer un importante esfuerzo en la aportación de recursos a políticas sociales que permitirán mejorar la atención a las situaciones de emergencia social. Ese incremento, de 153.000 euros, sobre los 264.000 presupuestados en 2015, es una de las pocas novedades de estos presupuestos.

Estos presupuestos se presentan con un retraso considerable. A pesar de todo creemos que se ha perdido la oportunidad de hacer una consulta a las entidades locales y a los vecinos. Una versión reducida de unos Presupuestos Participativos habría sido posible con una ágil combinación de consultas presenciales y uso de las redes sociales. El equipo de gobierno ha preferido dejarlo para otra ocasión.

Estos no son los presupuestos que nos habría gustado hacer desde Unidad Popular, los consideramos un instrumento de transición entre las viejas políticas y los cambios y nuevas prioridades que necesita nuestra ciudad y los vecinos y vecinas más vulnerables. Algunas de nuestras demandas han sido atendidas desde el equipo de gobierno, o lo serán en breve, pero es un balance cláramente insuficiente. Por ese motivo hemos recomendado la abstención, tal y como ha explicado en su intervención la concejala Alicia Martínez.

LÍO EN EL PLENO

A pesar de que el proyecto de Presupuestos 2016 lleva semanas tramitándose entre los concejales, que han recibido dos borradores, y han tratado sus contenidos en la Comisión Informativa de Hacienda (donde no se presentó ninguna enmienda ni alegación) el pleno ha deparado momentos de confusión al repartir los portavoces de algunos grupos (VIVE, España2000 e UCM-LV) diversas hojas con enmiendas entre el resto de la Corporación para ser votadas minutos después. Se ha suscitado un tenso debate sobre la oportunidad de estas propuestas de última hora. El Secretario ha hecho diversas advertencias de posibles irregularidades en el resultado final de Presupuestos que podría salir tras aceptarse estas enmiendas, que incumplirían probablemente las condiciones de sostenibilidad y de equilibrio presupuestario que debe respetar cualquier presupuesto. Algunas enmiendas incluso hacían referencia a la creación de puestos de trabajo que, también según advertencia del Secretario Municipal, es ajeno al proyecto presupuestario. Sea como fuere las enmiendas se aprobaron y, posteriormente, también el proyecto oficial de los Presupuestos que traía el Equipo de Gobierno. En este caos de procedimiento es posible que se acabe por invalidar el acuerdo adoptado si posibles informes posteriores de Secretaría y de la Intervención Municipal así lo aconsejara para no incurrir en fraude de ley. En ese caso el Ayuntamiento de Velilla de San Antonio seguiría sin instrumento presupuestario para abordar algunos cambios en la gestión actual.

Los Presupuestos Municipales 2016 han sido aprobados con los votos siguientes:

Grupo PSOE: A favor
Grupo Somos Velilla: A favor
Grupo PP: Abstención
Grupo UPyD: A favor
Grupo IUCM-LV: Abstención
Grupo VIVE: En contra
Grupo España2000: En contra
Alicia Martínez (concejal “no adscrito”): Abstención
Carlos Cermeño (concejal “no adscrito”): En contra


Más información:

Intervención de la concejala Alicia Martínez en el pleno sobre los presupuestos municipales 2016
Presupuestos 2016 (gastos por áreas)
Comparativa de gastos por áreas de gestión. Presupuestos 2016 – 2015 – Por conceptos de interés.
Comparativa de ingresos. Presupuestos 2016-2015
Entrada sobre el debate de la ordenanza del IBI (pleno municipal noviembre 2015)