.

Vertedero comarcal de Loeches: Un proyecto bajo sospecha

Durante el mes de julio y agosto se han sucedido varios acontecimientos que han encendido las alarmas en la Comarca. La Mancomunidad de Municipios del Este y el Ayuntamiento de Loeches han aprobado un convenio mediante el que pretenden construir un vertedero para recibir el millón y medio de toneladas de residuos que se generan en la veintena de municipios, entre ellos Velilla de San Antonio. El secretismo con que se aprobó ese convenio, tanto en la Mancomunidad del Este como en el Ayuntamiento de Loeches (que cedería los suelos para el nuevo vertedero) y que se tramitara en plena temporada de vacaciones, ha sido suficiente para que en varios municipios se hayan vuelto a reproducir las muestras de rechazo que ya tuvo el proyecto original, en 2011, en el que se incluía una planta de incineración de plasma, posteriormente descartada por razones económicas y por el rechazo social que suscitó.

Lo poco que se sabe del proyecto (a través del convenio) no parece muy tranquilizador. Por ejemplo, no se aborda la reducción en origen, una elemental prioridad en cualquier estrategia de gestión de residuos. La empresa que lo gestionará (FCC) es la misma propietaria que la cementera de Morata, que ya quema neumáticos y toda clase de residuos en los últimos años, lo que ha incrementado la toxicidad de las emisiones que ya recibimos. La “valorización energética” se reconoce en el convenio aprobado por la Mancomunidad y el Ayuntamiento de Loeches, lo que unido al interés de FCC por captar materia incinerable …pues eso, blanco y en botella.

Según el convenio que se ha aprobado, tanto por la Mancomunidad como por el Ayuntamiento de Loeches, el proyecto de vertedero se localizaría a unos 4 Kms. al Norte de Loeches y a unos 8,2 Kms de Velilla. Pero, a pesar de la distancia, la dirección de los vientos dominantes nos sitúa como receptores “privilegiados” de sus consecuencias. Así pues, en Velilla, recibimos las dioxinas de Valdemingómez si el viento sopla de sur-norte, o nos llegarán las emisiones de este vertedero de Loeches si la dirección es norte-sur, o, si la dirección es este-oeste, las toxinas que nos envía la planta de Morata.

El pasado 31 de julio, un pleno a puerta cerrada y sin la presencia de la oposición (PSOE e IU), el Ayuntamiento de Loeches ratificó ese convenio para llevar a cabo el vertedero. Por otro lado, a mediados de julio se celebró una reunión de la Mancomunidad en la que se aprobó también el convenio. El alcalde de Velilla se abstuvo en dicha reunión, un acto que tan sólo representó la posición de su grupo pues este convenio no había sido tratado en nuestro Ayuntamiento. Nos consta que ya hay varios municipios que se oponen a este convenio.

En Velilla de San Antonio no conocemos por el momento el contenido del proyecto, por lo tanto lo primero que estamos exigiendo, desde IU-Velilla, es que se informe en las instituciones locales que formamos la Mancomunidad y que se facilite la participación social en este asunto (por ejemplo convocando el Consejo de Participación), no solo por que así lo prevé la ley, también por que debería ser un procedimiento habitual para proyectos de esta relevancia. Que se oculte la naturaleza del proyecto, que se intente evitar el debate social, y que se tramite todo esto en plena temporada de vacaciones, ya son suficientes vos de preocupación.

En este escenario de confusión, ya han aterrizado los habituales de la demagogia. Así el PSOE de Velilla sacó a comienzos de agosto un comunicado bochornoso y demagógico, pretendiendo arrogarse poco menos que la defensa del Sureste madrileño, recordando las instalaciones y actividades de carácter regional que ya acogemos en nuestra zona. Ocultando, eso si, que no pocas de ellas fueron incorporadas en la época de los gobiernos regionales del PSOE, y ocultando a los ciudadanos que estamos ante el problema de nuestras basuras, y que son nuestros municipios quienes deben gestionar su solución.

Hasta tanto conozcamos los contenidos del proyecto, y podamos pronunciarnos, nuestra posición sobre la gestión de los residuos es la siguiente:

  • La Mancomunidad del Este es una organización supramunicipal que debe ser útil para abaratar costes en la gestión de residuos y establecer criterios comunes.
  • La Mancomunidad del Este debe informar del proyecto y de cualquier otro aspecto a los representantes municipales. Y los Ayuntamientos deben llevar a sus plenos municipales, y consejos de participación social, los contenidos del convenio, del proyecto, y de cualquier otra novedad relevante que afecte a la gestión de residuos.
  • La Mancomunidad del Este debe incorporar a su gestión los modernos criterios que aportan sostenibilidad, ahorro, y reducción de riesgos sanitarios y ambientales, al sistema: la separación, el reciclaje y la reducción en origen de la basura generada, etc. Nuestra comarca debería ser eficaz en la gestión de sus residuos, con sistemas de recogida y clasificación cuidadosamente diseñados y donde los ciudadanos, bien informados, paguen tasas proporcionales a la cantidad de basura generada, llevando a los vertederos menos del 5 % de sus residuos, como ya ocurre en muchos países europeos.
  • De ninguna manera aceptaremos la incineración de residuos, bien como fórmula de eliminación o como “valorización energética”, se lleve a cabo o no en los municipios de la Mancomunidad.
  • Que la postura que exprese el Alcalde en la Mancomunidad, en representación del Ayuntamiento de Velilla, no sea una posición personal, si no que lleve el mandato de rechazo, o condiciones, que le imponga el pleno municipal.

Nuestro municipio pertenece a la Mancomunidad del Este desde 2010. Los municipios que pertenecen a la Mancomunidad del Este son: Alcalá de Henares, Arganda del Rey, Ambite, Campo Real, Meco, Paracuellos de Jarama, Pezuela de Las Torres, Los Santos de La Humosa, Villar del Olmo, Ribatejada, Villalbilla, Valverde de Alcalá, Loeches, Anchuelo, Corpa, Pozuelo del Rey, Santorcaz, Torres de La Alameda, Olmeda de Las Fuentes, Ajalvir, San Fernando de Henares, Nuevo Baztán, Velilla de San Antonio, Torrejón de Ardoz, y Mejorada del Campo. Igualmente se encuentran en trámite de adhesión a la misma, por haberlo acordado así sus respectivos plenos, los municipios de Rivas Vaciamadrd, Coslada, Daganzo de Arriba y Camarma de Esteruelas y Valdeavero.

Estos y otros criterios los desarrollaremos en iniciativas diversas a lo largo de las próximas semanas.


Más información:

Moción de IU-Velilla aprobada por el Ayuntamiento de Velilla en agosto de 2014
Página sobre el complejo de RSU de Loeches en esta web.
Página oficial de la Mancomunidad del Este (incluye las actas aprobadas).
Aprovechamiento de los residuos y reducción en origen en la UE.
Nota de prensa del Ayuntamiento de Loeches.
Plataforma contra el vertedero de Loeches.
Grabación del rechazo institucional del pleno de Torres de la Alameda (1-8-2014).
Informe de Rivas.


Vertedero-san-fernandoAunque en esta ocasión se trata de un proyecto de una Mancomunidad para atender las necesidades de nuestros municipios, a la Comarca del Sureste la han especializado durante años en acoger demasiadas instalaciones de alto riesgo de la Región. Tenemos de todo, somos el desagüe de Madrid, hasta hace poco la gravera de la Región, tenemos las incineradoras regionales, las plantas de lodos (esas son las que de verdad huelen), aeropuertos, etc.. Y han sido los gobiernos del PSOE y del PP los principales responsables de esa especialización, mientras los alcaldes de turno iban aceptando calladamente cada proyecto. Uno de esos proyectos fue el vertedero de residuos tóxicos (industriales, mercurio, etc.) de San Fernando (aunque muy cerca de Mejorada del Campo), impuesto por el gobierno regional de Joaquín Leguina (PSOE) a comienzos de los años 90. Sólo la oposición social y la resistencia del Ayuntamiento de San Fernando de Henares (que nunca concedió la licencia y se enfrentó a las obras) pudo impedir al menos que no nos colocaran la incineradora regional y otra planta de tratamiento de residuos que iban anexas en el proyecto original. En la fotografía un mural en las laderas del Butarrón, en Mejorada del Campo, año 1989, rechazando el vertedero de tóxicos.